Contraquerencia

Llamada de atención para Joselito

Estás más que claro que Joselito Adame lleva un camino firme para convertirse en una figura indiscutible. Los méritos del torero de Aguascalientes están más que demostrados. Para no ir más lejos es el matador mexicano con mayor reconocimienton en el extranjero, por ejemplo, es el único anunciado en la Feria de Sevilla y se puede dar por descontado su inclusión en la Feria de San Isidro en Madrid.

Por si esto fuera poco, Joselito es el líder indiscutible del escalafón en nuestro país, con 12 festejos acumulados al concluir apenas dos meses de 2016, cifra envidiable y mucho más en estos tiempos de escasez de festejos. De la misma manera, Adame ya es un atractivo de taquilla, el público lo tiene en la mente y acude a sus corridas.

Pero un detalle que parecería insignificante puede convertirse en una llamada de atención para Joselito. El domingo anterior participó en una corrida en la Nuevo Progreso de Guadalajara, y cuando lidiaba a su segundo toro, y ante la exigencia, justa o no del público, se encaró con el tendido, en un gesto de mal gusto y de poca paciencia. Joselito fue abroncado y estuvo muy lejos de tener una actuación triunfal, como es su costumbre.

La actitud del público tapatío es la misma que la tienen otras plazas ante las figuras, siempre los quieren ver triunfar y les van a demandar en esa misma medida.

Desde luego que solo el que se pone enfrente del toro sabe las complicaciones propias de cada lidia, pero en este caso Joselito tiene que desarrollar la suficiente inteligencia emocional para no engancharse en provocaciones baratas.

No olvidemos que a final de cuentas los toreros son artistas que están sujetos al implacable juicio del público y no son raras las ocasiones que algún diestro cae de su agrado para nunca más regresar. Manolo Mejía vivió el reproche eterno del público de la México, luego de que alzó un dedo para autoproclamarse el número uno. A Joselito esta llamada de atención le llega en el momento oportuno para que aprenda a comportarse como una figura del toreo, pues el público no olvida.

Para él justo comienza la época del año en que tendrá que alternar las actuaciones entre América y Europa, bueno o malo, todo trasciende en estos tiempos de comunicación instantánea.


jesus.zarate@milenio.com