Contraquerencia

"Juli", una realidad; Morante, una fantasía

Pocas veces se ve en la Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara una expectación como la del domingo anterior con el cartel de la alternativa de Ricardo Frausto, con la participación de los españoles Morante de la Puebla y Julián López El Juli.

En una tarde con una gran convocatoria en los tendidos quedó claro que Julián es uno de los matadores consolidados que marcan una época. Muy lejos ha quedado esa fama de torero precoz y su cara de niño en todos los carteles. Ya en los treintas El Juli es un maestro que puede hacerle la lidia adecuada a cada toro e inventarse faenas que parecen no ser posibles. El madrileño es una garantía de espectáculo y con ello sigue siendo un atractivo de taquilla.

En el otro extremo se encuentra el andaluz Morante de la Puebla, quien posee una expresión artística sobrecogedora, pero cuya regularidad y profesionalismo están muy lejos de estar a la par de su pretendida cálida de figura. Morante es un toreo de detalles, que es muy poco probable verlo cuajar una faena. Se trata de una fantasía alimentada por un séquito de incondicionales que lo convierten en un mito. Para el aficionado común es poco rentable ver a un torero como el de la Puebla del Río que no es capaz de deshacerse con dignidad de un toro incómodo.

Al final de la tarde El Juli se reencontró con verdad con la complicada afición tapatía.

En contraparte, sin la presencia de los grandes nombres foráneos, en la Plaza México se dieron corridas domingo y lunes. Es fácil concluir que el público hace buenas entradas solo con el anuncio de figuras extranjeras, lo que pone de manifiesto la reducida afición en el Distrito Federal. Pero sin muchos reflectores, en las dos corridas quedaron de manifiesto las capacidades de Arturo Macías, Fermín Rivera, Juan Pablo Sánchez y Alfredo Gutiérrez. En lo personal me quedo con la actuación de Alfredo Gutiérrez, quien poco a poco ha venido construyendo un reencuentro con su vocación.

Es tiempo de que los matadores mexicanos tomen el protagonismo durante las temporadas en las principales plazas mexicanas, para eso urge que alguien salga a enfrentar con todo a un imparable Joselito Adame, a quien le urge tener en México un rival de verdad.  

jesus.zarate@milenio.com