Contraquerencia

Fábrica de novilleros

Ya era hora de que la maquinaria para generar novilleros se echará a funcionar. No es que no existan jovencitos con aspiraciones de convertirse en toreros, la verdadera carencia es la falta de oportunidades para que puedan construir una carrera.

Es cierto que no puede ocultarse una cruda realidad en donde es evidente que no existe una estructura formal para darle formación a los novilleros. Es decir no se cuenta con un circuito de becerradas, vacadas, novilladas sin picadores y novilladas picadas y luego con el remate en la plazas de primera, para culminar en la ahora muy venida a menos Plaza México.

Aun con este panorama en contra, es esperanzador que ya se cuente con actividad novilleril, y mucho mejor cuando se trata de esfuerzos organizados. En concreto es de resaltar el certamen Descubriendo a un Torero que dio comienzo el fin de semana pasado, y en donde ya se vieron los primeros resultados. Un total de 50 novilleros tomarán parte, y llama la atención que se ha hecho una buena selección de posibles candidatos a funcionar en este negocio.

A la par de este certamen, ya comienzan también a verse los resultados de las diversas escuelas taurinas que hay en el país. Es decir ya se tiene un semillero formador, y un lugar en donde puedan mostrarse. Sumado a esto se tiene el esfuerzo de empresas que de manera particular se preocupan por fomentar la generación de nuevos valores como son Arroyo en la ciudad de México, Cinco Villas en el Estado de México,  Aguascalientes y Guadalajara, en esta última por cierto ya se está convirtiendo en tradición arrancar la temporada de novilladas con festivales con alumnos de diversas escuelas.

Los siguientes retos son por un lado, lograr que estos certámenes y encuentros se consoliden. Por el otro, e igual de importante, es llevar gente nueva a las plazas de toros, para que al igual que los novilleros se desarrollen como nuevos aficionados. En Tlaquepaque empezaron invitando de manera gratuita a alumnos de casas hogar y escuelas, en Cinco Villas los jóvenes no pagarán boleto. Falta mucho por hacer, pero entusiasma que ya mueva la maquinaria.

jesus.zarate@milenio.com