Contraquerencia

Un par de buenas noticias

Cuando abundan las malas nuevas y los escándalos en todos los ámbitos, se vuelve necesario hacer una pausa para echarle un vistazo a las buenas noticias, que por desgracia nunca tienen los mismos reflectores que las negativas.

Dentro de las novedades alentadoras está la presentada el martes pasado por la agrupación Bibliófilos Taurinos de México, que dio a conocer la publicación del libro El toreo entre libros.

Hay que reconocer que se trata de una buena idea de los bibliófilos, que publican reseñas y análisis de 35 diferentes libros de toros.

Es común escuchar preguntas de nuevos aficionados a los toros sobre qué libros hay que leer para empaparse del tema, con esta publicación, neófitos y expertos tienen una guía de cabecera para disfrutar de la literatura taurina, una expresión cultural que no tiene gran difusión.

"Los coautores realizan reseñas de 35 libros con temática taurina, que ellos mismos han seleccionado mediante diferentes criterios: por haberles aportado algo en materia taurina, por haber sido el primer libro taurino en sus manos, por significar un emotivo o imborrable recuerdo, por ser una obra de importancia, o por haberles cambiado la manera de ver los toros", según reza la descripción del libro; por cierto, uno de los autores es el doctor Octavio Lagunes, colaborador de La Afición.

Los ensayos se agrupan bajo seis temáticas: Los toreros; glorias y tragedias; El toro; bravura y linaje; La historia; La crónica; Las teorías, y La fiesta y otras artes, es un libro que hay que tener.

Otra buena noticia es la participación de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia de México en la asamblea de sus similares en Sevilla, España.

En dicho encuentro los criadores de ambos países trabajarán en conjunto en temas como "mejorar e incrementar la raza del toro de lidia, así como en la difusión y el fortalecimiento de la defensa de la fiesta brava en ambos continentes, a través de las entidades conocidas como Tauromaquia Mexicana Siglo XXI y la Fundación Toro de Lidia de España".

Una oportunidad para que de manera sistemática y organizada se defienda la fiesta de los toros, pero también un espacio para que los ganaderos reflexionen sobre la importancia de preservar la bravura del toro, por encima de los prevalecientes encastes comerciales, contaminados por el cáncer de la mansedumbre.


jesus.zarate@milenio.com