Contraquerencia

Arranque de lujo, ¿y luego?

Debo confesar que a la administración de la Plaza México lo que me menos le tengo es confianza, pero también debo admitir que en el cartel inaugural de las novilladas, me sorprendieron de la mejor manera. Contra todo pronóstico, pusieron a tres novilleros interesante (Diego Emilio, Llaguno y Antonio Mendoza), junto a una ganadería de prestigio como es la de Xajay.

El cartel no mintió y propició una interesantísima tarde de toros, con una actuación sólida de Juan Pablo Llaguno que deleitó con el toreo al natural, luego Antonio Mendoza coronó la tarde con una faena de altos vuelos que terminó con el indulto de Bandolero, no entraremos en la polémica de si era o no merecedor el novillo del perdón, pero nos quedamos por mucho con la emoción vivida en los tendidos ante una faena protagonizada por un novillero sediento de triunfo.

Muy difícil hubiera sido imaginar un mejor comienzo para la temporada chica en la Plaza México. De golpe y porrazo el serial tiene dos nombres, los de Llaguno y Mendoza, a los cuales la afición tiene urgencia por verlos de nuevo, por ponerlos a competir, por ponerlos en el tenor de protagonistas. Para eso son los comienzos de temporada, para apostar por ciertos nombres y jugársela con ellos.

Pero por más que intento, no entiendo lo que pasa por la mente de los organizadores, después de una tarde triunfal, como la del domingo pasado, para este fin de semana anuncia una novillada de selección con seis nombres. De verdad que es la mejor forma de estropear lo que empieza a cobrar interés. ¿En serio son tan miopes o incapaces los empresarios?, entiéndase Herrerías o Juan Castañeda. Cualquiera, sin ninguna experiencia en el ámbito empresarial taurino hubiera hecho un cartel mucho mejor. La verdad no se entiende nada.

En Guadalajara este sábado habrá un por demás interesante festival taurino con la participación de Pepe Murillo, Alfredo Lomelí, Guillermo Martínez, el Calesa y el aficionado Paco Preciado a favor de una organización que ayuda a personas que necesitan cirugías reconstructivas de todo tipo. La cita es en el lienzo charro Ignacio Zermeño, el costo del boleto es de 250 pesos.

jesus.zarate@milenio.com