Contraquerencia

Arme su cartel

En un esfuerzo poco común por involucrar a la afición, la empresa de la Plaza México dio a conocer una convocatoria para que quien lo quiera sugiera los carteles de la próxima Temporada Grande.

No es algo nuevo, al menos en otros ámbitos. Por ejemplo, en las Grandes Ligas son los aficionados quienes por votación designan a los integrantes del Juego de Estrellas de cada año, un evento que no es menor y que designa a la Liga cuyo equipo abrirá la Serie Mundial.

En el caso de la Plaza México, lo que destaca es que parece ser una medida improvisada y que refleja las serias carencias organizacionales de la entidad que encabeza Rafael Herrerías. Hay que reconocer que detrás de todo hay una preocupación por captar el interés de los aficionados.

Se trata de la tercera convocatoria que hace la Plaza México, la primera fue para captar novilleros para la ya muy próxima Temporada Chica, la segunda, creo que la más loable, la de un concurso infantil para dibujar los carteles y la tercera, ésta de conformar los carteles.

Cualquier empresa moderna sabe de la importancia de escuchar a sus clientes, de ahí incluso el uso de herramientas cada vez más sofisticadas de CRM, manejo de relación con los clientes, por sus siglas en inglés.

Lo que no termina de encajar es que La México y muy en especial su obsoleto dirigente se han empeñado durante años en hacer oídos sordos a lo que la afición desea.

Nunca se ha prestado atención a la indignación por la vergonzosa presencia del ganado, tampoco se han preocupado por la elaboración de carteles que no interesan, mucho menos han dado respuesta a ausencias como la del año pasado de Joselito Adame.

La México le ha dado la espalda a sus clientes por años. Parece de risa que pretendan que por medio de una consulta puedan recobrar credibilidad e interés de los cada día menos asistentes.

No dudo que haya propuestas interesantes, pero está en manos de la empresa ofrecer temporadas que comiencen a recobrar el prestigio de La México. Nunca se ha visto más necesario un cambio y para eso no se necesita hacer ninguna consulta, los hechos hablan por sí solos.

jesus.zarate@milenio.com