Otra Óptica

Multipropiedad, ¿nuevo debate?

El 2018 es el año marcado por la Liga MX para alcanzar la visión de que cada dueño tenga solo un equipo, no se trata de una fecha límite, sino una referencia que abra paso a una transición.

La Liga Mx logró terminar casi por completo las discusiones sobre la multipropiedad en el futbol mexicano, cuando hace cuatro años Decio de María dio a conocer la visión oficial sobre el tema y el plazo de cinco años para alcanzar la misma.

Hoy es un buen momento para retomar un tema que está guardado en un cajón, ya que estamos a un año de esa fecha y Mineros de Zacatecas (propiedad de Grupo Pachuca) y Dorados de Sinaloa (propiedad de Grupo Caliente) están disputando los cuartos de final de la Liga de Ascenso Mx.

Lo primero es analizar esa visión y el plazo. Es pertinente aclarar que lo que se comunicó en mayo de 2013 era una visión y un plazo idóneo, no una fecha límite o un ultimátum.

También entre los puntos que se mencionaron fue que en caso de que un equipo de la Liga de Ascenso Mx ascienda y su dueño tenga un equipo en la Liga Mx, el dueño tendrá tres años para vender al equipo de recién ascendido, razón por la cual si Mineros o Dorados ascienden, sus dueños aún tendrían seis torneos para vender al equipo y no perder la categoría.

En cuyo caso sería oportuno que se aclare si dicho plazo empezaría a partir del Torneo Apertura 2018 o Apertura 2017.

El limitar a un voto en la asamblea y en los diversos comités a aquellos dueños con más de un equipo desalentó la adquisición de equipos como medio para lograr votos en la Federación y poder incidir en temas como la selección nacional y sus derechos comerciales y audiovisuales.

El tema es mucho más complejo que el simple argumento de que no es sano que dos equipos del mismo dueño compitan por objetivos casi idénticos.

Tener una Liga de 18 equipos en nuestro país se vuelve cada día más complicado por varios factores.

La globalización es uno de ellos. Con la venta de empresas mexicanas a consorcios globales, los objetivos cambian y, por tanto, la inversión de estos en el futbol.

Tal ha sido el caso de Santos con la venta de Grupo Modelo y si bien no eran dueños de equipos, las ventas de grandes patrocinadores como Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma y Comex, también repercuten en las finanzas de la Liga Mx.

Otro aspecto de la globalización es la disponibilidad de las grandes competiciones y equipos del mundo en tv y medios digitales. Los consumidores ya no están limitados solo a la Liga Mx en su pantalla y pueden ver a los mejores equipos y jugadores del mundo hasta dos veces por semana. Solo la experiencia de asistir al estadio se mantiene como diferenciador para la Liga Mx.

Esa mayor oferta tiene como consecuencia lógica una menor audiencia para la Liga Mx. Factor que conlleva menores ingresos por derechos de tv y patrocinios, por tanto reduce el atractivo de ser dueño de una franquicia.

Por cada caso de éxito existen varios ejemplos de malos manejos de equipos en nuestra Liga. En lo personal, prefiero una Liga local con dueños de múltiples equipos, pero que sean propietarios serios y cumplan con los sueldos de futbolistas y empleados. Prefiero la multipropiedad a una Liga de 18 equipos, todos de distintos dueños, pero con algunos que no tengan la solvencia moral y económica.

Tanto Mineros como Dorados son propiedad de dueños que han logrado casos de éxito. Grupo Pachuca, encabezado por Jesús Martínez, y el grupo de futbol de Jorgealberto Hank en Tijuana son —junto con el Toluca de Valentín Díez y el Grupo Orlegi de Alejandro Irarragorri— ejemplos a seguir en varios aspectos:

Han sido campeones en más torneos que los llamados grandes, han formado futbolistas, han construido estadios, museos e infraestructura en sus ciudades.

Se han rodeado de profesionales valiosos como Francisco Suinaga, Jose Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo, Antonio Moreno, Gil Marines, Gog Murguía e Ignacio Palou, entre otros.

En los casos de Pachuca y Tijuana han dado una identidad a los habitantes de las mismas a través del futbol, mientras que en el caso de León, Toluca y Torreón han logrado reenganchar la pasión de la afición local por sus equipos.

Las televisoras, cementeras y refresqueras con su gran capacidad económica también pueden afrontar la inversión necesaria para garantizar el espectáculo y sustentabilidad de nuestra Liga; sin embargo, es complicado que el resto de equipos encuentre los recursos necesarios en los cada vez más escasos ingresos por tv y patrocinios.

En Canadá y Estados Unidos la multipropiedad en el deporte también se da, pero en distintas Ligas por la gran afición a otras disciplinas.

En nuestro país, el futbol concentra gran parte del interés y ojalá pudieran existir 18 dueños que garantizaran la Liga local que la afición mexicana quiere; sin embargo hasta que eso no suceda, una Liga con menos equipos es la alternativa viable a la multipropiedad.

Otros casos

Maple Leaf Sports & Entertainment

Canadá

Toronto Maple Leafs, NHL

Toronto Raptors, NBA

Toronto FC, MLS

Kroenke Sports & Entertainment

Estados Unidos y Reino Unido

Los Angeles Rams, NFL

Arsenal, Liga Premier

Denver Nuggets, NBA

Colorado Rapids, MLS

Colorado Avalanche, NHL

Malcolm Glazer

Estados Unidos y Reino Unido

Manchester United, Liga Premier

Tampa Bay Buccaneers, NFL

Fenway Sports Group

Estados Unidos y Reino Unido

Boston Red Soxs, MLB

Liverpool FC, Liga Premier

Paul Allen

Estados Unidos

Seattle Seahawks, NFL

Portland Trail Blazers, NBA

Shahid Khan

Estados Unidos y Reino Unido

Jacksonville Jaguars, NFL

Fulham, Liga Premier

Giampaolo y Gino Pozzo*

Italia, España, Inglaterra

Udinese, Serie A

*Granada, LFP

Watford, Liga Premier

(*) Hasta 2016.