Juego de poeta

Que se enferme el que sea…menos

Mientras El Piojo se pasea por Europa, el campeón de México se declara enfermo. La base de la Selección Nacional para el Mundial de Brasil 2014 se declara enferma.

El capitán y la cintura del Tri juegan para el rey de la selva, de las montañas, de los ríos y los estadios en México. Para ése que dominó cada escenario, deslumbró a sus seguidores, temió a sus enemigos y levantó adulaciones.

Es el último amo del futbol mexicano… y nuestro amo está delicado en salud. No ha despertado y urge que lo haga.

Hoy todo aquello grandioso del León está guardado bajo llave no sé por quién ni por qué motivo. Estas Panzas Verdes que el sábado visitarán al Monterrey, no pueden estar ubicadas en décimo quinto lugar de la tabla. Y esto no debería ocurrir y mucho menos en año mundialista.

El campeón y base de la Selección Nacional no puede permitirse estas bajezas. Su futbol sigue siendo propositivo, pero carecer de contundencia, ésa con la que semana a semana apabulló a sus rivales.

El León del futbol excelso y brillante arrastra tres derrotas, dos empates y sólo un triunfo tras seis fechas. Una marca escalofriante. Yo diría reprobable. Pero hoy puede cambiar su suerte justo en su debut en la Copa Libertadores, el torneo con mayor prestigio en Sudamérica.

Hoy, volveremos a esperar al León del torneo pasado. Para el club, ésta es una oportunidad única para trascender en un plano internacional. Si en la Liga no caminan, que al menos en la Libertadores arranquen como nos tenían acostumbrados.

Para ello deberá de aparecer El Gullit Peña y su mejor socio en el medio campo, Luis Montes, además de la contundencia de Boselli, Britos, Arizala, Mass o el que juegue. Será una interesante prueba para el capitán Rafael Márquez. De nuevo volverá a codearse con jugadores de primer nivel. Mejor entrenamiento de cara al Mundial en Brasil no podrían tener nuestros seleccionados.

Y luego, el sábado tendrán la obligación de despertar en el Tecnológico ante un Monterrey que con muchos menos recursos, registran un punto más que el campeón.

Hay dos equipos que tienen la obligación de no aflojar. Uno es el subcampeón América que al menos se sostiene en tercero general. El otro es el León. Ayer nuestro consentido, hoy nuestra preocupación.  

jaime.garza@multimedios.com