Juego de poeta

El codo Monterrey

La alta calidad cuesta, pero en México las rebajas siempre atrapan. Y en el futbol no es diferente.

Hay equipos que pagan por la alta calidad y otros que optan por ahorrar. Los Rayados de inicios del nuevo milenio invertían por figuras; los de la actualidad andan de paseo por Sudamérica pescando las nuevas ofertas y apostando por las próximas joyas del futbol mexicano. 

En los últimos tiempos, la directiva de Rayados ha ignorado el Times Square mexicano, es decir, el Draft de la Liga MX. El Monterrey se ha quejado que el mercado nacional está sobrevalorado, pero a sus rivales no parece incomodarles porque con suma facilidad negocian intercambios, préstamos y ventas.

En diciembre pasado sólo adquirieron en préstamo al volante Cándido Ramírez. Hace un año compraron a Lucas Silva. En diciembre de 2012 no ficharon. Seis meses antes sólo a Édgar Solís y también a préstamo.

En diciembre de 2011 compraron a Ángel Reyna y Othoniel Arce, y un torneo atrás sólo a Darvin Chávez y César Delgado, pero el argentino llegó de Europa.

Tras el título del Apertura 2010 no contrataron y en el torneo del campeonato únicamente trajeron a Ricardo Osorio, pero también procedía del futbol alemán.

En diciembre de 2010, Rayados compró a Neri Cardozo y Sergio Pérez, seis meses antes a Duilio Davino y Sergio Santana y en diciembre de 2008 a Aldo De Nigris, Diego Martínez, Gerardo Galindo, Juan Carlos Medina y Luis Sandoval.

Aquellos refuerzos le permitieron al Monterrey conformar un plantel con una base de jugadores mexicanos con experiencia y jerarquía, que a la postre, con el aporte de los extranjeros, lograrían escribir la mejor época en la historia del club con la consecución de dos títulos de Liga y tres de Concacaf.

No obstante, desde hacer seis años el Monterrey no ha vuelto a apostar por el mercado nacional. De hecho, en los últimos tres años apenas han fichado a seis jugadores de México de perfil medio-bajo. El resto provienen de Sudamérica, sin renombre ni palmarés.

El resultado de la actualidad: un equipo que apenas sobrevive de la calidad que conformó en aquel diciembre de 2008.  

jaime.garza@multimedios.com