Juego de poeta

El Robin Hood de México

Como si tuviera un arco con 9 flechas. No más. Es todo lo que ha necesitado en los 177 minutos que ha estado en la cancha.

Su labor es complicada, pero él lo hace ver simple: enfoca y atina. No tiene motivo para lamentarse. Al menos no hasta ahora.

En su mente tiene dibujada la diana en donde tiene que lanzar sus flechas para atinar al centro. Si lo hace, él será héroe e ídolo. Y Rayados ganará.

Contra Leones Negros fue sencillo, Suazo le colocó la diana a tres metros del arco. Pero frente a Pachuca tuvo que eludir a un rival y, sin ángulo de tiro, acertó. Una semana después ante Santos sólo tuvo dos ocasiones de larga distancia, que no concretó. El grado de dificultad fue tremendo.

En Veracruz gastó su quinta flecha y volvió a atinar. Pero apenas el sábado anterior ofreció su obra maestra: cuatro tiros y tres goles.

No había más qué analizar. Dorlan Pabón había confirmado la sospecha que tenía: la Liga MX le queda chica.

Aquí, el delantero colombiano será figura y hasta leyenda. Será el Robin Hood del futbol mexicano. El arquero disfrazado de futbolista que carga con una cuantas flechas porque sabe que no las desperdiciará.  

Dorlan ha tirado 9 veces y ha marcado 6 goles en 5 partidos de Liga; en 177 minutos para mayor precisión. Una efectividad inigualable en México. Un rendimiento que amerita el asombro.

Pero su productividad es aún más contundente cuando se toma como referencia el par de goles ante Correcaminos en el torneo de Copa y aquella fugaz participación con el Monterrey de hace un año, antes de volver a Europa. En aquellos 6 juegos de Liga y uno de Copa, marcó 5 goles en 608 minutos. Es decir, cosecha 13 tantos en 940 minutos aproximadamente.

Enner Valencia y Christian Benítez (QEPD) necesitaron de mil 450 minutos para erigirse campeones goleadores con 12 tantos en los Clausura 2014 y Clausura 2013, respectivamente. El paso de Dorlan está resultando mucho más eficiente en la corta historia que tiene como rayado, porque no sólo amenaza con llevarse el título de goleo, sino también de hacerlo con 5, 6, 7 u 8 tantos más que los últimos romperredes de la Liga (Valencia, Velázquez, Benítez, Paredes y Alonso).  

jaime.garza@multimedios.com