Juego de poeta

"Novelón" en la 17

Sólo una novela como el futbol mexicano es capaz de ofrecer un final de temporada verdaderamente impredecible.

Acá, los galanes no son necesariamente los protagonistas del Clausura 2014. Uno de los cuatro mejores prospectos para llevarse el título (Tigres) murió en el penúltimo capítulo; otro también podría quedar en el camino (el campeón León).

Pero Cruz Azul, Toluca y hasta Pumas levantan la mano, esperando quiénes de los otros 11 aspirantes de 18 se meten a la zona de clasificación por la corona del nuevo rey del futbol mexicano.

Se viene la semana más mediocre pero emocionante y llena de rating para todas las cadenas deportivas.

En este cierre de Liga, cualquier equipo de mediano o bajo perfil puede sorprender con un giro de 90 grados para acechar el papel de protagonista o de héroe desconocido en esta historia de una misma clase social: media.

Los fuertes y débiles, los buenos y malos o los mejores y peores se encuentran en la Bundesliga de Alemania, en la BBVA de España, en la Premier League de Inglaterra o en la Serie A de Italia, incluso en la mayoría de las Ligas en Sudamérica (a excepción de Argentina). Pero en México, el futbol no es de ricos ni de pobres. Es de todos y de nadie. Porque cualquiera le gana a cualquiera, porque cualquiera puede ser campeón.

Increíblemente, equipos como Monterrey, Jaguares, Atlas y Querétaro, situados a lo largo del torneo entre los últimos cinco lugares de la tabla, llegarán a la última semana con ligeras pero al fin probabilidades reales de colarse a la Liguilla y pelear por un título que nunca debió estar a su alcance. Pero esta posibilidad es culpa de los otros siete contendientes que se repartieron puntos y hoy están a merced de quienes parecían interpretar el rol de los pobres.

En esta novela de la Liga MX hay pobres que no son pobres y ricos que no son ricos. América y León, los dos últimos finalistas, han navegado en la misma irregularidad que la clase media. Tigres engañó a todos con el mejor plantel y Monterrey intenta no seguir sus pasos.

Bienvenidos a la última y emocionante jornada del torneo regular del futbol mexicano, donde se conocerán a los 8 finalistas de 18 participantes. Acá todo puede pasar, pero a diferencia de las novelas, nadie sabe exactamente qué locura ocurrirá.  

jaime.garza@multimedios.com