Juego de poeta

"Engaño" del 102

Con o sin intención de hacerlo, los Tigres podrían engañar  a cualquiera de cara al Clásico 102. Sus números lo proponen como víctima ante el Monterrey cuando en realidad son ellos los que ostentan la ventaja más significativa para inclinar la balanza a su favor. Si bien el derbi se escenificará en casa de los Rayados —que se presentarán con 4 puntos de ventaja sobre su acérrimo rival—, ambas condiciones me parecen insuficientes como para adjudicarle una nominación que no le corresponde.

El equipo del Profe Cruz exhibió sus carencias ante el Toluca —ciertamente ante un rival poderoso—, pero claramente sufre de un plantel limitado cuyo nivel se ha agudizado a partir de la baja por lesión de Humberto Suazo. Aunque se hizo acreedor de buenas críticas por su segundo tiempo ante el entonces líder general, Querétaro, las limitantes de Rayados siguen floreciendo porque los reemplazos de sus figuras continúan desapareciendo.

Su referente es El Chelito Delgado, pero su disponibilidad cada fin de semana ha estado condicionada a su delicado estado físico. Su caso es incierto. Nunca se sabe si puede contar con él. De los últimos 22 partidos de Liga sólo en 11 ha estado disponible.

Si Chelito no está en la cancha, Rayados pierde creatividad, ingenio, desequilibrio, y, por ende, posibilidades de ganar. En este equipo está El Chelito, el portero Orozco y el resto de los titulares de un nivel promedio. Y su banca está por debajo del nivel promedio.

En cambio, en Tigres están Lobos, Pulido, Damián, Burbano, Pizarro, Juninho y una banca más confiable. Con dos recambios de primer nivel. En síntesis, Tigres tiene la materia prima de la que Monterrey no goza. El Tuca, pese a su miserable punto de 12 posibles, tiene más y mejores soluciones para despertar en cualquier momento que El Profe Cruz.

Si Tigres se dedica a ser disciplinado y sus individualidades se deciden a incidir en el resultado, no habrá poder humano en Rayados que pueda detenerlos. Pero si Tigres no se aplica y continúa evadiendo su responsabilidad de candidato al título, perderá el Clásico y lo más importante: la credibilidad a su talento.

 PD. Tuca, eres uno de los mejores entrenadores en la historia del futbol mexicano, pero te pido de favor que no vuelvas a exagerar con aquello de que te prepararás para enfrentar a 11 Suazos.

Seamos serios, no diplomáticos.  

jaime.garza@multimedios.com