Juego de poeta

EU Y Ticos, más gigantes que el Tri

No es que la historia lo advierta, es que lo exhibe. En las últimas seis Copas del Mundo han sido los gringos y los ticos los que han probado las mieles del verdadero crecimiento.

En los últimos 20 años, México no ha podido vencer a sus vicios en las justas mundialistas. Siempre tiene un guión original en su historia para justificar el por qué no llegamos al famoso quinto partido.

A los mexicanos nos encantan los dramas y las justificaciones. Mientras nosotros queremos sentirnos orgullosos por haber estado tan cerca de golpear a la historia venciendo a dos grandes como Brasil y Holanda, hay otros vecinos rivales que están gozando haberlo conseguido. Costa Rica venció a dos campeones del mundo Uruguay e Italia y se colocó por encima de ambos e Inglaterra en su grupo.

El domingo por la mañana el Tri de Miguel Herrera sufrió una metamorfosis en cuestión de 40 minutos. En la primera mitad fue el México cautivador, valiente, desafiante, dominador y agresivo de la fase de grupos. Pero  enseguida, la Selección se hizo chiquita ante el gigante de en frente. Le tuvo miedo al gran cambio. Renunció a su estilo y tontamente optó por cuidar el resultado.

¡Cómo pretender evolucionar cuando en los 40 minutos más importantes de los últimos 20 años se renuncia al sistema de juego que en 270 minutos había levantado elogios! 

¿Por qué un equipo que domina al contrario, tiene la pelota y ataca con mayor criterio, decide defender y jugar a la contra solo por tener la ventaja de un gol? Por miedo a ser empatado.  Y tal fue el caso de México que perdió su esencia. Y cuando pierdes tu esencia, pierdes la eliminatoria.

Estados Unidos en 2002 y ahora Costa Rica han revelado al mundo que han alcanzado un pico más alto de crecimiento que México en los últimos 20 años, porque han llegado adonde México no ha podido que es  el quinto partido mundialista.

jaime.garza@multimedios.com