De "finde" con Jackie Félix

La pesadilla de Messi y el sueño dorado de Cristiano


Durante años he admirado y defendido la carrera y la persona de Lionel Messi, me he declarado absoluta e irremediable fanática de su estilo y su personalidad. Siempre reservado, siempre enigmático, siempre sencillo, siempre Lio. Hasta he osado referirme a él como “el chico bueno del futbol”, por la impecable carrera que hasta hoy nos había compartido. Hasta hoy (ayer), que ha sido declarado culpable por fraude fiscal en España, en contubernio con su padre. ¿De qué manera afecta esta situación la imagen que los seguidores del futbolista blaugrana tenemos o teníamos? En mi caso, solo me deja ver que quizás La Pulga aprenderá a no confiar ciegamente ni en su sombra. Una valiosa lección que seguramente como yo, en alguna etapa de tu camino también tuviste que saborear, aun sin hambre. Y, ¿en qué momento nuestras peores pesadillas se convierten en realidad? Las de Lio se han venido desvelando una a una en el último mes, en el que su frustración por no conseguir un título lo llevó a renunciar a la selección de su país, a su bandera. Y seguramente sentir que traicionaba a su patria. No puedo comparar ninguna experiencia personal con lo que pudiese estar experimentando el ‘10’ del Barça, pero puedo imaginar que en este período en el que aparentemente su vida se derrumba, siente tocar La Porte de l’Enfer -un infierno mediático por lo menos- elegantemente diseñada por el escultor francés Augusto Rodin.

Pero como la vida es una montaña rusa, mientras algunos se desgargantan por la angustia que evoca la velocidad del descenso, otros muestran al cielo su mejor sonrisa y disfrutan de la fresca brisa que el ascenso a las estrellas regala cuando, casi sin querer, casi sin argumentos y casi sin necesidad de un esfuerzo mayor, la buena fortuna se sienta a su lado y les arropa regalándoles las mieles del éxito. Tal es el caso del acérrimo rival en la cancha y supuesta antítesis de Messi, Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro o simplemente CR7. Y es que no me dejarás mentir, si alguien goza la vida en estos días es el astro merengue que se encuentra disfrutando de una ola en ascenso llena de positivismo que además parece no querer romperse. Luego de llegar hasta la final de la Eurocopa 2016, el portugués también ha escrito su nombre con letras de oro en la historia de esta competición donde ya figura como uno de los máximos goleadores del certámen a lado de Michel Platini. Y por si esto fuera poco, punto y aparte de los berrinches insólitos que nos ha regalado a lo largo de la Euro, también se ha tomado el tiempo para opinar sobre la situación de Lio, de quien dice: “siento mucho por lo que está pasando”. Hecho que debo admitir me sorprendió pues mayormente considero a CR7 un tipo ensimismado, egocentrista y apático. Pero como me dijo mi colega de Claro Sports, Alejandra Suárez, “a Cristiano lo amas solo cuando está en tu equipo”. Y debe ser cierto, porque pese a los conatos de amabilidad que ha mostrado sigue pareciéndome un témpano de hielo.

Twitter @JACKIE_FELIX
felix_jacqueline@hotmail.com