De "finde" con Jackie Félix

De 'finde' con Jackie Félix

Los fracasados del verano

¿Cómo pinta este verano? Si me hubieran hecho esta pregunta antes de que iniciara la Copa América Centenario o la Eurocopa 2016, mi respuesta quizás hubiese sido: húmedo y frío, como suelen ser los veranos en la Ciudad de México. Peeeero ¡gracias a Dios! (¿o debería decir al futbol?) mi verano no ha sido para nada gris como lo pronosticaban mis guapas compañeras del clima de MILENIO Televisión. Todo ello, debido a lo nada predecible que estos dos certámenes continentales han resultado, ¡y apenas comienza el verano!

No te pienso hacer un resumen de todo lo que ya sabes, pero sí me gustaría subrayar la enorme diferencia en las experiencias que he vivido al disfrutar de estos dos campeonatos. Por una parte, las decepciones sufridas en la Copa América en su edición especial por su centenario de existencia que en particular a los mexicanos no nos dio nada qué celebrar, solo nos trajo desgracias. Pero bueno, tampoco dramaticemos, pues nuestra “desgracia” no es equiparable con la de los argentinos. Los sudamericanos no solo perdieron su séptima final como selección (ya quisiéramos padecer esos males, ni siquiera llegamos a semis) si no que también (y más grave aún) han perdido el espíritu, el deseo y la presencia de uno de sus mayores exponentes al tiempo que uno de los mejores (para mi gusto el mejor) futbolistas del mundo, sin olvidar claro a los que siguieron los pasos del mesías albiceleste.

En contraparte, los candidatos a ser el mejor de Europa ¡no dejan de sorprenderme! Cuando creo que nada puede superar a la eliminación del actual bicampeón de esta competencia ¡PUM! Islandia deja fuera a Inglaterra a la vez que continúa reeditando los cuadernos de la Eurocopa. Por consecuencia, tanto Vicente del Bosque como Roy Hodgson dicen “bye, bye” a sus respectivos seleccionados. Regalándonos con su renuncia una verdadera lección de honor, respeto, dignidad y profesionalismo. Porque ¡ojo! El que estos señores tomaran la dura decisión de separarse de sus banquillos de seleccionador no los convierte en mártires, ni en cobardes y mucho menos habla de una falta de compromiso, al contrario. Todos ellos, jugadores o entrenadores, sin discusión alguna son conocedores, preparados, estudiados, reconocidos y profesionales, pero hoy, su proyecto no prosperó, les tocó perder y por eso, son los fracasados del verano… ¿Quién es el peor? La respuesta será variable de acuerdo al criterio de cada quien. Para mí, no hay peor perdedor que el que no reconoce sus errores, porque entonces tampoco podrá rectificarlos y aunque muchos deseen enterrar sus malos pasos en lo recóndito de la historia, éstos jamás serán borrados por completo, pues como reza una frase budista: “si quieres conocer el pasado entonces mira tu presente que es el resultado. Si quieres conocer tu futuro mira tu presente que es la causa”. ¿Alguna pregunta Mi Selección?

Twitter @JACKIE_FELIX

felix_jacqueline@hotmail.com