De "finde" con Jackie Félix

De 'finde' con Jackie Félix

Terroristas del futbol

Sorpresas por aquí y por allá. Por aquí, en la Copa América Centenario, tenemos que la eliminación de Brasil luego de su insípida participación en la fase de grupos, representó lo que desde hace semanas se temía, la destitución de Dunga como timonel de la canarinha. Lo sabía yo, lo sabías tú, lo sabían los jugadores y hasta el propio Dunga. Esta era su última oportunidad. Si no lograban una buena actuación y más que eso, el título continental, la verdeamarelha se quedaría a la deriva en un momento crítico, que se agrava por la poca distancia que existe de aquí a los Juegos Olímpicos. La asignatura pendiente que, sin Dunga, deberá afrontar el Scratch do Ouro. Ahora, la displicente interrogante que le hice personalmente a Dunga durante su estancia en Los Ángeles hace algunas semanas, te la hago a ti: ¿fracasó la selección brasileña de futbol o fracasó el proyecto de Dunga? Tampoco el ex técnico de Brasil la quiso responder.

¿Quién será el valiente que acepte la pesada carga de dirigir a esta selección y luchar con un vestidor derrotado moral y anímicamente por el tan preciado metal dorado en sus Juegos Olímpicos? “Bemvindo, Tite”.

La otra cara de la moneda es que con la eliminación de Brasil -siempre favorito por ser quien es y no por la propuesta que a últimas fechas ofrece- las quinielas se redireccionan y apuntan, creo, tanto a la poderosa albiceleste de Lio Messi, como a la“suertudota” selección mexicana, que por ahora logró evadir a la escuadra del Tata Martino.

Hablemos pues de lo que está pasando “por allá”. Previo al inicio de la Eurocopa 2016 me preocupaba que las amenazas de actos terroristas se materializaran e incluso hablamos de cómo los franceses estaban MÁS que preparados para neutralizar cualquier situación de ataque. No obstante, la triste, lamentable, reprobable y siempre deleznable noticia que ha empañado la celebración del certámen del viejo continente se resume en un concepto: VIOLENCIA.

Y no basta que un castigo ejemplar se otorgue a los hinchas rusos, ingleses o de cualquier nacionalidad. Porque ni la descalificación de su selección de un torneo, ni los miles de euros en multas que deberán pagar sus federaciones ¡ni nada! podrá restituir la confianza de las familias y de los aficionados “buenos” –por poner un adjetivo- en el espectáculo que antes, no ahora, representaba asistir a un partido de futbol. Me tiemblan las piernitas –y seguro a ti también- de imaginar que dentro de dos años, me econtraré con esos mismos hooligans en su país, con sus leyes, sus reglas y su copa del mundo.

¿Por qué la seguridad de Francia se ha visto rebasada por actos vandálicos y episodios violentos dignos de olvidarse? La respuesta no es lógica. Porque el razonamiento de estos pseudo aficionados que ennegrecen el espíritu deportivo de una justa de tal envergadura como un certámen continental tampoco la tiene. Hemos dejado de ser apasionados, aficionados, para convertirnos en delincuentes a los ojos del mundo entero. Somos terroristas del futbol. 

Twitter @JACKIE_FELIX

 felix_jacqueline@hotmail.com