De "finde" con Jackie Félix

Nada más no digan que no se los dije

No hay respiro en este gran negocio del futbol. Terminan los torneos locales y, de inmediato, llegan las Copas. Vamos, si uno ahora se quiere tomar una pausita de esas tan necesarias para reponer fuerzas y refrescar pensamientos, lo tiene que hacer con el cargo de conciencia de que se está alejando de algo realmente importante. Claro, lo digo como periodista y como aficionada.

Empieza la disyuntiva: ¿Qué vas a ver? ¿A qué torneo le vas a dedicar tus horas libres? ¿A la Copa América que arranca este viernes? ¿A la Copa Europea que empieza el 10 de junio? ¿A los dos?

Y si tu respuesta, como creo, es esta última y te vas a 'futbolizar' de cuerpo y alma, entonces dime: ¿A qué hora vas a estudiar o trabajar? ¡No! De ninguna manera pretendo arruinarte el espíritu 'copero', pero la realidad es dura y no todos tendrán la misma accesibilidad o flexibilidad en sus horarios para aprovechar y disfrutar ambos torneos. ¡Ah! Porque además de los partidos habrá resúmenes y muchas cosas que retomar, que leer y lamento decírtelo, pero a diferencia de ti (y con la envidia declarada de varios, jeje) yo puedo presumir que vivo de esto y básicamente me pagan por nutrirme de estas eventualidades.

Pero bueno, en lo que te organizas déjame darte algunos elementos para que comprendas un poco más de qué se trata este 'invento del hombre' llamado Copa América Centenario que se jugará en varias ciudades de Estados Unidos.

Esta Copa realmente puede replantear el futuro de este torneo, uno de los más viejos en el mundo del futbol. Me pregunto si después del enorme éxito comercial que se obtendrá (con estadios llenos de aficionados que pagaron boletos en promedio de 70 u 80 dólares), ¿le van a quedar ganas a los integrantes de la Conmebol, compuesta por solo 10 países, de volver a hacer ediciones que tengan como sede a economías tercermundistas como la boliviana, paragauaya o peruana?

Creo que lo que va indicarnos al final esta edición especial de la Copa América es que cada nuevo torneo que se organice tiene que hacerse en Estados Unidos, la economía más poderosa del mundo. ¿A quién le va a interesar ver estadios vacíos o ambiente deprimente para un Paraguay vs Venezuela, teniendo como sede alguna cancha argentina? Sin demeritar, pero la infraestructura de los vecinos del norte, no tiene parangón en el resto del continente. Ni siquiera en México.

En fin, nada más no digan que no se los conté yo primero (jejeje).

En lo que tiene que ver con la Eurocopa puede haber cosas que enterrar. Esta edición que se llevará a cabo en Francia no solo estará marcada por el fantasma del terrorismo. Seguramente, también será la última que se juegue en un solo país. O al menos esa era la intención del hoy desprestigiado Michel Platini cuando desde la presidencia de la UEFA anhelaba apoderarse de la FIFA. El francés soñaba con una Eurocopa multinacional. Y quien se quedó en su lugar, el español Ángel María Villar, no ha dicho una cosa contraria. No hasta ahora.

Así que ¡atención! Porque este verano podríamos estar presenciando el fin de toda una era copera.

Twitter @JACKIE_FELIX
felix_jacqueline@hotmail.com