Detrás de…

¿Qué hay detrás de la altísima expectativa por el juego de la NFL?

Desde que me inicié en el periodismo de deportes ¡he intentado de todo por comprender el football!... desde vivir una sesión de entrenamiento con las Águilas Blancas femenil (equipado) del Poli. Trabajaba para TVC Deportes. ¡No la tacleen! Indicó el entrenador que, evidentemente no fue obedecido por las jugadoras, que me arrollaron cual avalancha humana ¡Aún tengo mi marca de guerra de ese día de abril del 2013! Una cicatriz en mi bíceps derecho a causa de la “mordida” de un casco.

Mi otro intento fue menos lúdico y más didáctico. Un amigo, ex corredor de Pumas, me dio clases. Y aunque me ayudó bastante, entendí que para identificar las formaciones y jugadas de este deporte hay que vivirlo desde adentro. No obstante, conozco e identifico lo que acontece en el emparrillado y he aprendido a emocionarme con cada touchdown, tacleada o intercepción de mi equipo, los 49ers ¡Aunque ganen!

El próximo 21 de noviembre se llevará a cabo un juego oficial de Lunes por la Noche en nuestro país, el primero fuera de USA, aunque me da la impresión de que el propio partido parece que es lo de menos.

Por eso en esta entrega te propongo revisar:

¿Qué hay detrás de la altísima expectativa por el juego de la NFL?

1. Todo un juego… político. El partido ha cobrado una relevancia inusitada para el gobierno federal y de la Ciudad de México… diría yo casi exagerada… ¿Cuándo se había visto que un secretario de Turismo del país (Enrique de la Madrid), presentara un partido de futbol americano y hablara de la millonaria derrama económica que dejará. O al mismo jefe de Gobierno anunciando el juego como si de un Mundial o unos Juegos Olímpicos se tratara.

2. Un negocio generoso. Más allá de que el tema se aborda con una raja política, es cierto que traer un juego de la NFL a México está significando un negocio redondo. Hemos sabido de propietarios de palcos que han rentado en 400 mil pesos. No hay boletos disponibles. Viene afición de todo el país y de Estados Unidos. Mismos que están pagando más de 2 mil pesos por boleto en tribunas comunes. Tanto ruido ha despertado mayor interés en patrocinadores. Y un grande etc.

3. Histeria por la seguridad. Se está dando un tratamiento como si se llevara a cabo un Super Bowl. Lo que también me parece exagerado. No portar ningún tipo de bolsas ni mochilas grandes. Hay una bolsa oficial a la venta con la que no tendrás problemas para ingresar al inmueble. En cuanto a artículos médicos necesarios se hará una excepción después de una rigurosa inspección. Y bueno, hasta a los jugadores -de acuerdo con la agencia AP- se les recomendó que no salgan de su hotel, no visiten cajeros automáticos y no consuman alimentos del servicio al cuarto para evitar riesgos derivados del clembuterol.  

Twitter @JACKIE_FELIX

felix_jacqueline@hotmail.com