Detrás de…

El gran negocio del futbol femenil

“Todo parece imposible, hasta que se hace”
Nelson Mandela

Cuando en diciembre de 2016 se dio a conocer que en México existiría una Liga Femenil de futbol profesional, la primera pregunta que me hice fue: ¿está México preparado para una Liga en la que las protagonistas sean mujeres? Y, también en aquel entonces, te platicaba sobre nuestros amigos colombianos cuyos planes futbolísticos, idénticos a los nuestros, se veían opacados por la falta de respuesta de los clubes de Primera División, pues al ser opcional la representación femenil de sus franquicias, solo América de Cali e Independiente Santa Fe habían decidido crear una división femenina; solo dos de 18.

Esta semana en México, se presentó el torneo de Copa Femenil Mx que servirá como ensayo para la Liga que arrancará en agosto y creo que podemos celebrar, a diferencia de Colombia, que en nuestro país existe una buena organización y sobre todo, una gran intención por parte de la Liga y los clubes que dan vida al máximo circuito del futbol mexicano para con este ambicioso proyecto. Doce de las 18 escuadras participarán en el certamen copero, demostrando así una excelente organización pese a la premura de la creación de la infraestructura necesaria para un representativo femenil que (para la mayoría) surgió desde cero.

Gracias Decio De María y demás directivos del futbol mexicano, por abrir los ojos, pero también la mente. Por dejar de lado el retrógrado pensamiento de que el futbol a nivel competitivo es solo para hombres. Gracias por aceptar regalarle este reto y esta oportunidad de crecimiento personal y profesional a cientos de jovencitas que ven en su pasión por el balompié, una opción para cambiar o mejorar sus vidas. Gracias por recordarnos que vivimos en una época en la que hombres y mujeres podemos y debemos trabajar en sinergia en pos de la evolución de una sociedad que pide a gritos un cambio radical en la forma de vernos y tratarnos.

Señores empresarios ¡llenen el mercado de artículos rosas! Jerseys, botines, balones, un color a las mujeres no nos define ni nos ofende.

Llénenos de rosa, de azul, verde, naranja ¡el color no importa! Lo que importa es que se tome con seriedad el mercado y el talento femenil, así como la capacidad de nuestras mujeres (jóvenes o adultas) en el ámbito futbolístico. Empresarios ¡no se duerman! porque en México el 70% de las decisiones de compra las toma la mujer (según estudio de Grey México)... pero también vende ¡Y MUCHO!

Twitter @JACKIE_FELIX • felix_jacqueline@hotmail.com