Detrás de…

MSN: solo siglas en el pasto de París

Hace unos días fuimos testigos de la mayor remontada en la historia del Super Bowl, el 51. Vimos cómo los Patriotas de Nueva Inglaterra revirtieron un marcador adverso que favorecía a los Halcones de Atlanta y Tom Brady obtuvo su quinto anillo. Para nosotros los mexicanos, los de Dan Quinn “la cruzazulearon”. Sobra la explicación. Esta semana en la Champions League el choque más impactante para mí fue PSG vs Barcelona. En la capital francesa, hubo solo un inesperado príncipe en el parque, Ángel di María, que con su doblete avivó la llama de los parisinos que esa noche le propinaron al cuadro de Luis Enrique una de las más humillantes golizas en su historia en este certamen; 4-0 es el marcador que los culés deberán revertir si desean avanzar a los cuartos de final. Lo preocupante es que NUNCA, ningún equipo se ha repuesto de una desventaja igual. Pero el Barça no es cualquier equipo, no es el Arsenal que deberá superar el 5-1 que le recetó el Bayern Múnich si no desea ser eliminado por sexta ocasión consecutiva en estas instancias. El Barcelona tiene a la MSN, aunque es verdad que en París éstos no fueron más que siglas en el pasto. Entonces, ¿qué hay detrás de la goliza del PSG al Barça en Champions?

1. Técnico presionado con el cese. Son demasiados los rumores que apuntan a la salida de Luis Enrique del banquillo blaugrana, no por los malos resultados, sino por la transformación que ha sufrido el juego del Barça durante su gestión. Aunado a su malhumorada personalidad y mala relación con los medios, la nube gris que rodea al Barcelona tiene su raíz en su director técnico cuyo nerviosismo por salir de la institución comienza a ser justificado.

2. MSN-dependencia. Si bien es cierto que la escuela de Cruyff y Pep son un referente en su estilo de juego, a los blaugrana se les están olvidando los fundamentos. Se han vuelto dependientes de lo que hagan o dejen de hacer Messi, Neymar y Suárez. Sobre todo Messi, quien puede regalarnos el mejor partido de su vida o desaparecer como lo hizo ante el PSG.

3. Remontada factible. Que a nadie se le olvide que estamos hablando de uno de los mejores equipos del mundo. Con argumentos y jugadores que son diestros y talentosos. El Barcelona de Luis Enrique puede no ser el más espectacular e incluso resultadista como lo acusan algunos. Sin embargo, su jerarquía y calidad como institución están más que probados. El Barça puede hacer historia el próximo 8 de marzo y eliminar al PSG.

¡Anem amics! ¡No se fijen en lo que han perdido, sino en lo que les queda por ganar!  

Twitter @JACKIE_FELIX • felix_jacqueline@hotmail.com