Detrás de…

Gignac: el más caro, el mejor y el más vulgar

Tal parece que el señor André-Pierre Gignac, reconocido por directivos, técnicos; jugadores y aficionados como el mejor jugador de la Liga Mx, ha perdido el piso al tiempo que inexplicablemente ha ganado fuero en el terreno de juego. Y no solo hablo de lo ocurrido en la final de vuelta del torneo que apenas conoció a su campeón, cuando el francés NO se cansó de reclamar y gritar airadamente sus inconformidades directo a la cara del central Luis Enrique Santander, quien está de más señalar, no tuvo el coraje suficiente para dejar a los Tigres de la UANL sin su mejor elemento en la cancha. No, al señor Santander NO le faltó colmillo el pasado domingo, SÍ valor. Aunque tampoco ha sido -ni será- el único árbitro mexicano que desafortunadamente haya carecido de valor al tener que encarar los incontenibles y ensordecedores –imagino- reclamos del señor Gignac.

Recordemos el partido de la Jornada 7 del CL17, Veracruz 0-3 Tigres: con la victoria de los norteños y un tremendo zafarrancho aquello terminó en veto para el Pirata Fuente, sanción para el Tuca Ferretti y para Gignac… ¿Recuerdas qué pasó con el jugador acusado de provocar disturbios? Yo sí, no se le expulsó, no se le sancionó y no se le multó.

¿Qué hay detrás de la prepotencia con la que Gignac trata al cuerpo arbitral? ¿Ha olvidado acaso que gracias a la Liga Mx ha figurado e incluso obtenido convocatorias para la selección nacional de su país? No niego que el ‘10’ de Tigres -cuando se lo propone- nos deleita con su estilo europeo y elevado nivel -para nuestra Liga- pero no perdamos de vista que en el Viejo Continente este señor es uno más, insuficiente para protagonizar partidos y portadas.

André-Pierre Gignac, usted no es Antoine Griezmann, ni Karim Benzema ni Kylian Mbappé y con seguridad no lo comparo con un histórico como Zidane. Usted es un jugador que “cayó en blandito” en el futbol mexicano; agraciado y talentoso SÍ, pero sin el derecho que cree tener para faltarle al respeto a las autoridades en la cancha o fuera de ella. Como lo hizo al agredir verbalmente a nuestros árbitros o a nuestros directivos y jugadores al no presentarse a recoger su medalla de subcampeón

¡Es usted referente DE UN GRAN EQUIPO! Haga el favor de demostrar compromiso y educación, pero sobre todo, de RESPETAR a la afición del país que lo ha acogido (y a su familia) con los brazos abiertos. No confunda la dignidad con la soberbia, sea agradecido y NO olvide que es el jugador más caro (1 mde anual más primas según Football Leaks) y el mejor (53 goles en Liga desde su llegada en el AP15)… no sea también el más vulgar. 

 Twitter @JACKIE_FELIX • felix_jacqueline@hotmail.com