Detrás de…

¿La despiadada o la justa FIFA?

“Yo declaro que la justicia no es otra cosa
que la conveniencia del más fuerte” 
Platón

En la pasadas eliminatorias mundialistas de Conmebol, la FIFA dio una muestra más de poder sobre el futbol sudamericano y me hizo recordar la sanción de por vida en el 89’ del capitán y arquero de la selección chilena, Roberto Cóndor Rojas, por hacerse un corte en la ceja con una navaja y fingir que la herida la ocasionó una bengala, eso le costó a su país la eliminatoria rumbo a USA 94’. Ya en ese Mundial vino la suspensión de Maradona, aunque validada por un examen positivo por doping. Esta vez ni la falta ni la sanción se asemejan a aquellos episodios, pero igual duele a todo un país y parte del mundo.

Durante el Argentina (1-0) Chile, Lio Messi insultó al árbitro asistente Dawson Silva y, pese a que no se hizo referencia a tal falta en el reporte del partido, la FIFA siguió de oficio la “agresión verbal” del capitán albiceleste y otorgó la pena máxima de su reglamento de sanciones: cuatro juegos de suspensión y una multa económica. ¿Actuó este “ente impartidor de justicia” de forma despiadada en contra de Messi o hizo su trabajo de manera imparcial? ¿Qué hay detrás de la severa sanción para el astro argentino?

1. Una FIFA mojigata. Los improperios que en cada partido se han repartido a diestra y siniestra aquí y en China, HOY asustan a una FIFA mojigata que ha decidido no perdonar ninguna reacción “desmedida” por parte de los jugadores que al calor del momento, como desahogo por sus errores, por su frustración o por su pasión tienden a manifestarse durante los noventa minutos o más que duran los encuentros a través de eufóricos gritos plagados de términos altisonantes.

2. Aquí mando yo. La pena máxima, cuatro partidos de suspensión para el futbolista más admirado, por una situación que el árbitro no consideró relevante señalar es un obvio: AQUÍ MANDO YO. ¿Quién mejor que Messi como chivo expiatorio para dejar en claro que NADIE está por encima de la FIFA?

3. Cuidadito. Es hora de cuidar cada gesto, palabra y ademán si no desean perder la oportunidad de patear el balón representando a su país, como le podría suceder al rosarino, pues la debacle que es capaz de desatar su ausencia en fechas decisivas a falta de solo cuatro citas en las eliminatorias sudamericanas ha iniciado con un Bolivia 2-0 Argentina. Y continuaría los tres compromisos siguientes si la AFA no consigue aminorar el castigo que pone en riesgo la participación de la albiceleste en Rusia 2018. 

Twitter @JACKIE_FELIX • felix_jacqueline@hotmail.com