Detrás de…

Más azul para nuestros días

“Días azules como horas submarinas
plateadas y doradas de repente
por acuáticas serpentinas”
Carlos Pellicer

Dicen que ninguna persona aparece en tu vida por casualidad. Todos quienes se cruzan en tu camino tienen un fin, una misión. En mi vida, pocas personas han causado tanto impacto como el que experimenté al conocer a Mariel Hawley, una mujer que ha entregado su corazón al mar de causas benéficas en las que cree y hacer creer a quien la rodea. Una nadadora, que en vez de reconocimiento busca ayudar a cuantos niños y personas pueda alcanzar su bondadosa brazada. Una atleta, que con su ejemplo ha inspirado no solo a sus hijos, sino a quien se anima y comparte con ella esos días azules que acostumbra vivir.

Tiene una voz dulce como sus intenciones. Con cincuenta años de edad, guarda en su generoso corazón y prodigiosa memoria, las más grandes hazañas que su físico increíblemente puede disimular. Su apariencia no es la de una nadadora “normal”, no te intimida, no es musculosa, todo lo contrario. Te invita a acercarte y con ademanes suaves y controlados, te atrapa en una narrativa que te transporta a los lugares más exóticos en donde se ha enfrentado al mar y su inclemencia. En donde ha dominado al océano y obtenido su respeto.

Oriunda de la Ciudad de México y licenciada en Derecho por la Ibero, Mariel se ha coronado campeona nacional de natación másters. Fue la primera mexicana en conseguir la Triple Corona de Natación de Aguas Abiertas: Canal de Catalina (primera mexicana en nadarlo), Canal de la Mancha y Maratón de nado alrededor de la isla de Manhattan, en donde por cierto, obtuvo el mejor tiempo nacional femenil; 8:08:00 hrs. Fue la sexta mexicana en cruzar a nado individual el Canal de la Mancha, en donde también ostenta récord Guinness por el cruce cuádruple que hizo con su equipo Sport City México. Logró el cruce doble del Canal de Gibraltar y la conquista del Río Grijalva. Hace apenas un par de semanas cruzó el Canal de Moloka’i en Hawaii y todo esto por “Quiero sonreír”, proyecto que fundó para encausar eventos deportivos con cirugías o tratamientos médicos para niños de escasos recursos con labio y/o paladar hendido. ¡¿Cuánta pasión, cuánto amor y cuánta generosidad se necesita para entregar tu vida a una causa tan noble?!

Agradezco tener el honor de conocerte Mariel, porque en un mundo en el que solo los récords monetarios acaparan las portadas, necesitamos más seres humanos como tú, que luchan literalmente contra viento y marea por una sonrisa, la más sincera de ellas, la de quien no tiene más para entregarte. 

 Twitter @JACKIE_FELIX • felix_jacqueline@hotmail.com