Consultorio del deportista

Sobreentrenamiento deportivo

Nada con exceso, todo con medida. Aplica no solo para los hábitos nocivos para la salud, en este caso la práctica excesiva de actividad física es, en la mayoría de los casos, responsable de modificaciones funcionales y estructurales en nuestro organismo que en algún momento cobrará la factura. Esto no es nada nuevo. En la medicina antigua se encuentra descrito por Hipócrates que el exceso de práctica de actividad física es dañino para la salud. El concepto actual del sobreentrenamiento deportivo data de finales de los 90 del siglo pasado, publicándose los primeros reportes científicos  acerca de las modificaciones funcionales, sus manifestaciones y efectos en el organismo de la sobrecarga en el entrenamiento deportivo. Cuando se describió esta situación clínica hace más de 30 años, se dirigió primordialmente a los atletas de alto rendimiento, quienes se excedían es sus rutinas de entrenamiento para lograr las marcas necesarias para calificar a los Juegos Olímpicos o a las competencias mundiales. Las manifestaciones identificadas en ese entonces  eran la incapacidad de recuperación, la fatiga crónica y la sobrecarga física y psíquica.

Actualmente se identifican una gama amplia de manifestaciones que van desde alteraciones de la conducta, hábitos del sueño, infecciones frecuentes o alteraciones gastrointestinales, hasta la aparición de lesiones específicas como las tendinitis, periostitis, bursitis, desgarros musculares, entre otros. Aquellos atletas que salen de una lesión para caer en otra. Otras manifestaciones pueden confundir el origen y son aquellas que se manifiestan como signos y síntomas de enfermedades comunes. No respeta edad ni género. En la infancia, el error más común es hacer categorías por edad cronológica y no por grado de maduración y desarrollo.

Las causas más comunes de este problema son la sobrecarga por programas de entrenamiento con inadecuada prescripción de ejercicio. Las cargas máximas frecuentes con insuficientes periodos de recuperación y la dieta inadecuada asociados a exigencias paralelas tanto sociales como personales fácilmente llevan a esta situación. El estrés no es una causa de sobreentrenamiento sino una consecuencia

Para identificarlo existen métodos diagnóstico basados en el conocimiento del problema y la identificación de Signos y Síntomas en cuestionarios de: Calidad de Vida y Autoevaluación Reacción Aguda al Estrés.

Quienes están más expuestos a caer en esta situación son los corredores de medias distancias, triatletas, fondistas y ultrafondistas. Mucho ojo quienes hacen crossfit.

La prevención se basa en la prescripción correcta de ejercicio, la planeación de entrenamiento, la evaluación médica periódica y, sobretodo, poniendo atención a modificaciones de conducta como la irritabilidad, tendencia a la depresión o desmotivación por la práctica deportiva. El factor predisponente más importante es el psicológico.

dr.ignaciocardona@gmail.com

Twitter: @icardonam