Consultorio del deportista

Ejercicio, una solución viable

Les comparto los resultados de un interesante estudio reportado por investigadores de la Universidad de Birmingham y del King’s College London  donde se demuestra una vez más que estar activo mantiene el cuerpo joven y saludable yendo más allá de las apariencia física. Los científicos evaluaron la salud de las personas mayores que habían practicado ejercicio la mayor parte de su vida adulta para ver si ello podía amortiguar el envejecimiento.

Evaluaron a 125 ciclistas aficionados de 55 a 79 años, 84 de ambos sexos.  Los hombres tenían que recorrer 100 km en menos de 6,5 horas, mientras que las mujeres debían recorrer 60 km en 5,5 horas. Los fumadores, los grandes bebedores y aquellos con hipertensión arterial y otras enfermedades fueron excluidos del estudio.

Los participantes se sometieron a una serie de pruebas en el laboratorio y se compararon con un grupo de adultos que no hacían actividad física regular. 75 personas saludables de entre 57 y 80 años y 55 adultos jóvenes sanos de entre 20 y 36 años.

En aquellos que hacen ejercicio regularmente no hubo pérdida de masa muscular . Los ciclistas tampoco aumentaron sus niveles de grasa corporal o colesterol con la edad y los niveles de testosterona en los hombres también se mantuvieron altos, lo que sugiere que es posible que hayan evitado la mayor parte de la menopausia masculina.

Más sorprendentemente, el estudio reveló que los beneficios del ejercicio se extienden más allá de los músculos, ya que los ciclistas también tenían un sistema inmunitario que tampoco parecía envejecer. Se observó que el timo, órgano del sistema inmunológico  el cual comienza a disminuir de tamaño a partir de los 20 años de edad y produce menos linfocitos T, seguía produciéndolos en los ciclistas de edad avanzada en la misma medida que una persona joven.

Menos de la mitad de las personas mayores de 65 años hace suficiente ejercicio para mantenerse saludables y más de la mitad de las personas mayores de 65 sufre al menos dos enfermedades, según Janet Lord, directora del Instituto de Inflamación y Envejecimiento en la Universidad de Birmingham, en Reino Unido.

Este reporte es prueba contundente para alentar a las personas a comprometerse con el ejercicio regular a lo largo de sus vidas como una solución viable al problema de que estamos viviendo más tiempo, pero no somos más saludables”.

“Hipócrates en el 400 a. C dijo que el ejercicio es la mejor medicina del hombre, pero su mensaje se ha perdido con el tiempo y somos una sociedad cada vez más sedentaria. Sin embargo, de manera importante, nuestros hallazgos desmienten la suposición de que el envejecimiento automáticamente nos hace más frágiles”

Por su parte, Niharika Arora Duggal, también de la Universidad de Birmingham, subraya que “esperamos que estos descubrimientos eviten el peligro de que, como sociedad, aceptemos que la vejez y la enfermedad son compañeros de cama normales y que la tercera edad del hombre es algo que debemos soportar y no disfrutarla”.

dr.ignaciocardona@gmail.com

Twitter: @icardonam