Consultorio del deportista

Lesiones musculares: ¿Por qué la que sufrió Dembelé tardará cerca de 4 meses en sanar?

Aún no se ha reportado con precisión el tipo de lesión muscular que sufrió el delantero Ousmane Dembelé, lo único claro es que se lesionó el bíceps femoral, aunque algunos reportes dicen que será operado por rotura del tendón. La lesión muscular representa entre el 30 y el 60por ciento de las lesiones deportivas. Sin embargo, la incidencia y la topografía varían de acuerdo a la disciplina deportiva que se practique, siendo en todas, las extremidades inferiores las más afectadas. Por ejemplo, en el atletismo y en el futbol es frecuente la lesión de los músculos isquiotibiales, músculos que se encuentran en la parte posterior de muslo y son los que hacen la flexión de la rodilla. El bíceps femoral es uno de estos.

De hecho, su lesión puede ser cuatro veces más frecuente que la del cuádriceps, los gemelos y los aductores. La causa de la lesión está relacionada a varios mecanismos. La fatiga por ejercicio intenso no habitual produce alteraciones estructurales con inflamación atípica con aparición retrasada de los síntomas (12 a 24 horas). Es el clásico dolor muscular que se observa en el acondicionamiento físico. Las lesiones traumáticas, pueden ser por un trauma directo, contusión, o por elongación de las fibras, este es el mecanismo más común. El deportista experimenta dolor súbito al hacer un movimiento, cambio de dirección, estiramiento o contracción muscular.

Factores de riesgo como la edad, sexo, el Índice de Masa Corporal (IMC) y el estado de salud son predisponentes más no determinantes de la lesión. Los factores que mas influyen son las variables externas y dependen de las circunstancias de cada evento. Es la asociación de estos los que condicionan la presentación de la lesión.

La zona más débil de la cadena hueso-tendón-músculo es la unión miotendinosa, siendo en este sitio el punto donde se producen la gran mayoría de las lesiones.

Las lesiones se clasifican por la magnitud de la lesión, la cual es determinada por estudios de resonancia magnética o ecosonografía. El grado de lesión determina el tratamiento a seguir pero el tiempo de recuperación está dado por la biología de la reparación y el tiempo del mismo dependerá de cada individuo y del manejo elegido. La mayoría de las lesiones musculares se tratan sin cirugía. Cuando se operan es porque ha habido un desgarro mayor o rotura del tendón, como podría ser este caso.

La decisión del regreso a la competencia siempre es un tema complejo y delicado. Se busca que el regreso a las canchas sea lo más pronto posible, pero de forma tal que sea seguro para evitar recaídas. Las lesiones previas y la rehabilitación inadecuada por un regreso acelerado son los factores que más predisponen a una nueva lesión. Es imprescindible recuperar la fuerza muscular y el equilibrio muscular.

La prevención de la lesión muscular mediante programas individualizados de ejercicios es una de las herramientas imprescindibles de la Medicina del Deporte actual. El objetivo principal es preparar el músculo para la carga requerida, en particular la región lumbopélvica.

La lesión de Dembelé, sin duda se debió a que aún no estaba totalmente adaptado y como lo mencionó su entrenador, a su inexperiencia.