Consultorio del deportista

El uso de las células madre

Doctor, ¿qué opina de la aplicación de células madre para regenerar el cartílago?”, esta pregunta es cada vez más frecuente de pacientes quienes tratan de satisfacer su curiosidad o bien de obtener la aprobación profesional de su uso para evitar la cirugía o recuperar la capacidad de jugar a un buen nivel de competencia.

El uso de estas mal llamadas células madre, cuyo nombre apropiado es de células troncales, se popularizó por el tratamiento de algunos deportistas famosos quienes lograron recuperarse con estas terapias, dando inicio a la ahora llamada Medicina Regenerativa. El uso de estas células está sustentado en su capacidad biológica de hacer o regenerar tejidos. Cada uno de los órganos de nuestro cuerpo está formado  de células que se originaron de células troncales. Parecería mágico que el cuerpo tenga células capaces de convertirse en otras. En teoría esto es posible, usar las células troncales apropiadas para restaurar o hacer cualquier órgano o tejido en el cuerpo.

Cada día se aprende más sobre el tema.  ¿Cuáles son las células apropiadas y donde se pueden obtener o cómo estimularlas para que se desarrollen en la dirección correcta?

Las células troncales dan origen a células en común, como las células de la sangre, también las diferentes estructuras del sistema músculo esquelético se han diferenciado de las mismas células troncales.

Usando la sangre como un ejemplo, las células troncales podrían  diferenciarse en tres de las principales componentes de la sangre; los glóbulos rojos que transportan el oxígeno, los megacariocitos que forman las plaquetas y las células blancas que tienen funciones de defensa y producen los anticuerpos.

Las células troncales que se desarrollan en la etapa embrionaria, como las que se encuentran en el embrión y la placenta tienen células a su máxima potencia. En el adulto las células troncales con estas características pueden ser encontradas en la médula ósea o en tejidos de células grasa. Los científicos se están enfocando en buscar la forma de rejuvenecer y hacer más potentes a estas viejas células troncales que son más fácil de obtener.

Unos ejemplos de terapias con estas células troncales serían restaurar las enfermedades de la retina del ojo, trasplantar médula ósea para curar el cáncer y otras enfermedades de la sangre, restaurar la función neurológica por una lesión de la medular y regenerar el cartílago de la superficie articular dañado por una lesión en la rodilla, o en el caso del desgaste por el envejecimiento.

Para el uso de células troncales como un tratamiento efectivo en Medicina del Deporte se necesita asegurar que las células primeramente puedan reconocer con exactitud el tipo de células a diferenciarse; formar cartílago nuevo, hacer un hueso o reorganizar un tendón dañado.

Nosotros debemos esperar hasta que la Medicina Regenerativa haga todo esto sin causar ningún efecto o consecuencias adversas. Hay riesgos teóricos y reales que aún no se han logrado controlar, como el donde y como las células van a desarrollarse, si el crecimiento descontrolado o la diferenciación equivocada podrían causar ciertos tipos de cáncer.

Mientras tanto hemos aprendido mucho acerca de estas células, pero se  necesita saber mucho más para usarlas de forma segura. El uso de células troncales representa una herramienta natural para reparar o restaurar tejidos dañados.

El reto va hacia demostrar las evidencias científicas de que su aplicación no ocasiona un mayor daño al beneficio máximo obtenido, esto es que no salga peor el remedio que la enfermedad.

dr.ignaciocardona@gmail.com

Twitter: @icardonam