Vox Populi, Vox Dei

El lado bueno de una crisis…

Leyendo sobre diferentes definiciones de la palabra “crisis”, encontré una que me pareció muy simple y que se refiere: “Al conjunto de circunstancias difíciles o complicadas por las que estamos pasando”.

¿Qué hay que hacer en una situación así? Lo primero, y más importante, es aceptar y estar consciente de que estamos atravesando por una crisis, la cual fue ocasionada por una serie de malas decisiones que tomamos en el pasado, de manera que nos permita hacer un alto en el camino y después de analizar con toda la autocrítica posible, logremos reorganizarnos para enderezar nuestro rumbo, iniciando por lo más básico hasta llegar a lo más complicado.

Hago mención de lo anterior, pensando en lo que está sucediendo con Rayados, quienes están inmersos en una gran crisis que los tiene empatados en el último lugar de la tabla de posiciones y lo peor de todo, no se ve cómo puedan abandonar ese deshonroso lugar, cuando menos en lo que queda de este Clausura 2014.

Ahora bien, ¿cómo se ha desarrollado esta debacle en la institución albiazul? En mi opinión, empezó con la salida de gente clave en la directiva, para luego continuar con la venta de piezas importantes del plantel, las cuales fueron sustituidas con jugadores de muy baja calidad, además de las lesiones de algunos otros y, por último, el más que desatinado cambio de cuerpo técnico, dejando fuera de la institución a un elemento que durante su trayectoria en el equipo consiguió cinco campeonatos. Situación por la cual habría que haberlo convertido en una especie de Sir Alex Ferguson regiomontano, pero la directiva decidió cortar su cabeza despidiéndolo de una manera más que lamentable.

En fin, lo único bueno de esta crisis por la que atraviesa el Monterrey es que al parecer ya casi se tocó fondo y ahora se tiene la oportunidad de reorganizar y trabajar en un nuevo proceso o proyecto de manera seria y profesional, ya sea con El Loco Bielsa o algún otro técnico competente, además de reforzar al equipo con verdadera calidad. Sin embargo, lo más urgente en este momento es la humildad de la aceptación de los errores cometidos por parte de la actual directiva y comunicar a su noble afición los planes que regresen a estos Rayados a un lugar que les permita representar dignamente a nuestra ciudad.

LA VOZ DEL PUEBLO ES LA VOZ DE DIOS.  ¡YA DIJE! 

hugo.carrillo@multimedios.com