Vox Populi, Vox Dei

Espejismo…

Por más insignificante que sea el torneo de la Copa MX, el resultado de mitad de semana pasada de los Tigres frente al Puebla, de alguna manera ilusionó a la fanaticada auriazul debido a que, sin importar el tipo de certamen de que se trate, un partido de futbol donde tu equipo anota 8 goles, forma un espejismo que ilusiona a la afición respecto de la posibilidad de que al menos conseguirán una o dos anotaciones en el siguiente encuentro de la Liga MX.

Por tal motivo, más de 10,000 fanáticos regiomontanos se dieron cita en el Omnilife para presenciar el duelo contra las Chivas, y como todo buen espejismo resultó un fiasco, mismo que terminó en un aburrido empate a cero goles, lo cual hace que los Tigres tengan un tercio de gol a favor por cada una de las nueve jornadas que han transcurrido hasta el momento.

¡Vaya récord negativo el que se cargan estos felinos!, quienes ni en tiempos del Espartano mayor tenían estos números tan desastrosos.

Y ahí viene La Máquina Celeste a toda velocidad al Volcán. ¿Qué nos espera? Pues que nos den una tunda bien pareja, ya que pensar en que sucederá un milagro en los próximos días y que Tigres logre anotar un gol al equipo que menos ha recibido en esta campaña, es como ver la película del Titanic por segunda vez, esperando que el barco ya no se hundirá.

Así de plano, y no creo que ni el aficionado más optimista de esta ciudad pueda tener la más mínima esperanza de que estos felinos logren empatar a tan embalado rival, y mucho menos pensar que pudiesen ganar.

En fin, lo bueno es que el domingo pasado pudimos disfrutar de un futbol de primer mundo en el encuentro disputado entre los dos equipos madrileños, quienes peleando por permanecer o llegar a la cumbre de la tabla de posiciones, derrocharon garra y talento durante los 90 minutos que duró el partido, rebasando por mucho los pronósticos y expectativas que se habían hecho en torno de este verdadero clásico español, de manera que lo que se veía venir antes del encuentro, nunca fue un… espejismo.

LA VOZ DEL PUEBLO ES LA VOZ DE DIOS. ¡YA DIJE!

hugo.carrillo@multimedios.com