Vox Populi, Vox Dei

Brillando en la oscuridad…

Qué extraordinario momento es el que está viviendo en su carrera Alan Pulido, al brillar en la oscuridad del desempeño de unos Tigres que no terminan de convencer en su participación en la Liga y que aun con un torneo tan irregular como el que han tenido en este Clausura 2014, todavía tienen posibilidades de avanzar a la Liguilla siempre y cuando se apunten con puros triunfos en las tres jornadas que restan por disputarse, ya que de lo contrario, sería necesario ver la combinación de resultados del resto de los equipos.

Sin embargo, yo quisiera dejar a un lado a los felinos y enfocarme al tema de la Selección y destacar aún más la realidad que al día de hoy es el joven Pulido, quien en cada uno de los encuentros en que lo vemos actuar, derrocha todas sus energías mostrando su enorme talento para manejar el balón a gran velocidad en espacios reducidos y su extraordinaria capacidad para rematar frente al marco rival. Cualidades que me recuerdan mucho el estilo de jugador que fue Jesús Arellano en el Mundial de Francia 98, donde Manolo Lapuente lo utilizaba con mucho éxito como relevo en los encuentros que se disputaron en aquel certamen mundialista.

Por ello, ahora me pregunto si El Piojo Herrera realmente estará pensando en incluirlo en su famosa lista definitiva para el Mundial de Brasil, o si de plano, además de convocar a Oribe y  Chicharito, ¿su tercera opción será señalada por la mano pachona y se decidirá por el americanista Raúl Jiménez?

En fin, como al final de cuentas todo se traduce en ver la manera de que la Selección genere más dinero, como fue el caso del ridículo partido de preparación contra los Estados Unidos disputado en días pasados en un estadio repleto de aficionados mexicanos, no sería difícil pensar que una vez más habrá mano negra en la lista definitiva de los jugadores a convocar para que representen a nuestro país en Brasil, de manera que ésta se llene de elementos que al día de hoy dedican parte de su tiempo anunciando cualquier cantidad de productos o servicios, lo cual sin lugar a dudas sirve para que se siga generando más riqueza económica y no necesariamente  futbolística que finalmente nos lleve… al famoso quinto partido.

LA VOZ DEL PUEBLO ES LA VOZ DE DIOS. ¡YA DIJE!

hugo.carrillo@multimedios.com