El blitz del lunes

Todo va tomando forma

Corre la pretemporada, ya aparecen algunos titulares en los juegos. Llamó la atención Tony Romo, lanzó muy bien en pocas jugadas contra Baltimore y aunque el marcador no le hizo justicia, el valor del día fue verlo con ánimo, bien recuperado de una operación de espalda y con suficiente para encender las esperanzas de la afición vaquera en su romance con el carismático mariscal de los sueños, digo de los sueños porque no es aún el de las realidades, por ahí vimos bien al ala cerrada Gavin Escobar,  para Dallas el pretexto no es el recurso humano,  lo que les va a faltar es creérsela o de a tiro un bue brujo, de antemano y para no variar, Romo logro una gran anotación y cometió un gran fumble. Nunca cambies.

Para Buffalo ya son tres partidos en los que su esperanza aérea, EJ Manuel, no logra ni siquiera un pase de anotación, del otro lado del campo estaba Pittsburgh y un Ben Roethlisberger que lanzó dos de anotación, del mismo juego vale mencionar al rookie line backer de los acereros  Ryan Shazier, su primer juego en la NFL y acabo con NUEVE tacleadas y una intercepción ¿garbanzo de a libra?

El que sigue guardado es Drew Brees, una lesión de oblicuos lo tiene aun sin ver acción pero se dice que esta totalmente recuperado y solo lo están cuidando para fortalecerlo más, se espera juegue la próxima semana contra Indianápolis, aun sin él los Santos dieron buen espectáculo aéreo combinando 4 pases de anotación repartidos entre Luke McCown y Ryan Griffin, como sea, con Brees sano, ambos tendrán que disfrutar la temporada desde la banca.

En Minnesota, Teddy Bridgewater se despachó con 2 pases de anotación y la victoria sobre Arizona dando de qué hablar aún cuando se supone que el titular indiscutible es Matt Cassel.

Dos que regresaron y había que ver con ojo clínico después de sus respectivas lesiones fueron  Aaron Rodgers y Sam Bradford de Green Bay y San Luis respectivamente, ambos se vieron fuertes, con pases de anotación y demostrando por qué son titulares indiscutibles.

De llamar la atención el duelo de TRES mariscales en Oakland, el muy novato Derek Carr dio un juegazo hasta que salió lastimado de las costillas, en algunas jugadas vimos a  Matt Schaub  luchando por su permanencia y cuando parecía que ahí es la competencia, entró al quite Matt McGloin en su segundo año para hacer el drive de la victoria, ahí van a tener que hacerse muchas evaluaciones, ¿que tanto se espera de Schaub en su onceavo año? ¿Novaldrámas la frescura, la apuesta nueva y la sensación de esperanza que dan estos jóvenes?, Ahí anda J. Manziel también con buenos pasos... ¿en Cleveland qué tanto hay que perder?Cuestión de coacheo.

Y de ahí... A lo que sigue.

 

beto@eluno.com