El blitz del lunes

¿Y quién será el regreso del año?

Un premio extraño que se es el del Regreso del año, galardón que reconoce al jugador que más destaco en la temporada en contraste sus temporadas anteriores, aplica para quienes tuvieron una terrible temporada, quienes vienen de una lesión, enfermedado cualquier impedimento para jugar. Interesante es quien lo gana por haber estado en la banca ya medio desahuciado y en un par de juegos recupera su nivel, en resumen,se otorga a los que lograron vencer la adversidad y regresaron al estrellato.

El premio tuvo como origen una idea de los periodistas de AP y fue entregado en 1963 por primera vez a un jugador de cada liga cuando la Americana y la Nacional aún estaban jugando cada una por su lado, de ahí los organizadores han sido tambien varias revistas .

Aunque el premio no es algo “oficial” que la NFL registre en su historial propio, las entregas se realizan en medio de eventos de la liga y esto sucede por las “módicas” cantidades que se manejan con los múltiples patrocinadores comerciales.

Este 2013 trajo a Phillip Rivers como ganador, en 2011 y 2012, Rivers sufrió 35 intercepciones y en 2013 lanzó para 32 TD’scon solo 11 interceptados, su porcentaje se llegó al 69.5, todo eso cuando al inicio de la temporada era cuestionable su titularidad.

Y, para este 2014, las apuestas son muchas, pero me atrevo a apostar por algunos nombres que será genial ver en plenitud dándole brillo a la siguiente temporada, ahí van: Rob Gronkowski, ala cerrada de Patriotas; Julio Jones, receptor abierto de Atlanta; DeMarcus Ware, profundo de los Broncos; Aaron Rodgers, mariscal de Green Bay y Percy Harvin, receptor de Seattle.

Cada uno con su historia, pero me voy a meter en el detalle de dos jugadores en particular: Eli Manning de Gigantes y Robert Griffin III de Washington, ambos lanzadores. Eli tuvo un año terrible en comparación con sus glorias anteriores, su cansada línea ofensiva que no lo cuidó y eso es precisamente lo que esperamos ver reforzado en favor de el para este año, el “pequeño” Manning quedó un tanto opacado por la espectacular e histórica campaña de su hermano Payton , pero no olvidemos que es EL quien tiene dos anillos ya en la mano.

Del otro lado, Griffin III es un novel QB que llego con todos los laureles y empezó demostrando sus “patas pa’ gallo”, sin embargo la suerte lo hundió en lesiones que rompieron ese ritmo necesario para toda aspiración. En mi opinión, Robert tiene todo para ser una estrella, su equipo parece tener el rooster apropiado.

¿Sonará a broma mencionar a Tony Romo?, cuestionable toda vez que no tiene un estrellato consolidado al cual regresar, es el “Ya merito” de la NFL.

Y de ahí... A lo que sigue.


beto@eluno.com