El blitz del lunes

¿EL ocaso de Peyton Manning?

Ni siendo fan de Peyton Manning puedo defenderlo, hizo todo para perder el domingo otra vez.  Y contradigo mi dicho de que “sin buen mariscal no se puede ganar”, hoy Broncos tiene activa la famosa frase de que “las defensivas ganan campeonatos”, también cuestionable, porque en 25 años solo ocho de las mejores lo han logrado.

Esa gran defensa surge como anillo al dedo porque Manning está peor que nunca y empeora cada vez más. Esta temporada lleva dos juegos sin que su ofensiva logre una anotación y solo siguen adelante porque tienen la mejor defensiva. Los números no mienten, 26 capturas, más de 15 recuperaciones de balón con nueve intercepciones y cuatro anotaciones de la defensa. Peyton lleva más intercepciones (10) que pases de TD (7), tres de ellas costaron puntos en contra, algo jamás visto desde que era novato máxime, cuando él posee el récord de la NFL con 536 anotaciones aéreas. La defensiva es la número uno y en contraste la ofensiva es la 30, el mismo Manning está en el lugar 32 en contraste total con aquel 2013 donde rompió un montón de records y logró la mejor campaña de la historia para un QB.

El coach Gary Kubiak  dijo que por el momento no ve la opción de sentar a Manning y recalcó que “es injusto decir que todo es su culpa”, las dudas son justificadas, no son solo los números, es peor al verlo jugando cuando delata imprecisiones, pases sin destino y errores de criterio, muy raro en él. Esta semana Joe Montana dijo, “Peyton está luchando mucho y no sé si ya está en declive” el puro comentario parece decreto.

Lo más serio para el equipo es que están lesionados los defensivos DeMarcus Ware,  Shane Ray y Corey Nelson, lo cual compromete todo en lo que están parados, si bien el novato de segundo año, Shaquil Barrett, hizo un excelente trabajo en lugar de Ware, no sabemos si será consistente ni si las otras ausencias se cubrirán igual de bien, apuesta difícil.  En la banca, el otro nervioso debe ser el segundo mariscal Brock Osweiler, quien acumula solo 30 pases con 17 completos y un TD en 4 años. El coach Kubiak parece rezarle más a la maestría de Manning  que a esperar a que Osweiler sea un milagro salvador de su ofensiva.

Pero ahí van los Broncos, una historia más de la NFL, si no superamos nada de esto y solo viéramos los resultados todo se vería perfecto, 6 ganados sin derrota engaña a cualquiera, el futuro es muy incierto.  Si me preguntan, me encantaría verlo terminar la temporada (tal vez su última como titular) sólido y como merece, digno, con buenos números y por qué no, con el milagro de su segundo anillo de SB. 

Y de ahí... A lo que sigue

 

beto@eluno.com