El blitz del lunes

Brady y el enemigo interno…

¿Chisme? La recurrencia de los nombres obliga el tema, Tom Brady, Pats y su head coach Bill Belichick una vez más en entredicho, ahora que la esposa del QB, Gisele Bundchen, modelo internacional con reflectores permanentes sobre su persona, declaró a un medio que Brady tuvo una conmoción cerebral la temporada pasada y además dio a entender que esto pasa con frecuencia. Sus palabras activaron a la NFL, medios, fans y detractores del jugador y la franquicia criticada por ser los más tramposos de los últimos tiempos.

Los equipos, por regla, están obligados a proteger y reportar posibles lesiones de sus jugadores, especialmente en cuanto a conmociones, el escándalo que desató la investigación del forense nigeriano, Dr. Bennet Omalu, que se retrató en la película “Concussion”, delatan los daños cerebrales que los jugadores de este deporte sufren con los golpes en la cabeza y que, de hecho, obligaron a crear nuevas reglas y a pagar millones de dólares por lesiones irreparables e incluso muertes por dicha causa, el comentario de la Bundchen se convierte en ácido para Pats y hace otra vez que la relación Coach/QB más exitosa de la historia se vuelvan centro de atracción ante la posibilidad de que hayan evadido los protocolos de salud con tal de evitar juegos de reposo para el lanzador estrella.

Si la modelo se equivocó de término, muy mala suerte, la NFL de inmediato declaró que no tiene ningún reporte al respecto, pero dejó ver que investigará el asunto. Los Pats y el mismo Brady se omitieron de comentar, lo cual activa el dicho de que “el que calla otorga” pero, ¿cómo saber si el tipo fue lesionado o no, sin reportes médicos o evitó quejarse y pasar por revisiones después de algún golpe a pesar del riego de daños a futuro? 

El jugador debe reportar molestias o el comité medico puede, en una jugada fuerte, definir que tiene que entrar al área médica para revisión. El tema no es nuevo, con Cam Newton van innumerables golpes que ameritaban sacarlo por regla a revisión y no se hizo, el tema se debilita mientras un jugador es menos caro y menos cuando no es QB, la regla se aplica aún bajo mucho “criterio”, así, los medios especializados en los EEUU, repitieron más de 100 jugadas donde Brady es golpeado en la temporada incluyendo el Súper Tazón pasado y aun no hay una clara donde Brady amerite el protocolo de seguridad, la búsqueda seguirá, por mientras la mancha de la sospecha manchara su jersey y a su equipo una vez más.

No creo que esto trascienda, no sé si Brady ve hoy en su esposa un ser inocente, un amor que lo presiona a retirarse o un enemigo declarado, el hecho es que esta bronca salió de su casa y se supone que… la ropa sucia…

Y de ahí... A lo que sigue.

beto@eluno.mx
@herbertodlarosa