El blitz del lunes

Nómina de Quarterbacks: Una apuesta

Tema “trending” en los medios especializaos de la NFL es el de los sueldos de jugadores, principalmente el de mariscales de campo, hay lanzadores a los que se piensa que se les paga demasiado y el mejor ejemplo reciente fue la carrera de Tony Romo, recién retirado de los Cowboys quien cobro los salarios más altos del gremio sin haber logrado un solo triunfo significativo en su paso por el equipo, casos clásicos por años con situaciones donde, aun en una liga tan seria, hay favoritismos y relaciones de “porque me cae bien” con el dueño y de ahí se pagan nominas exorbitantes aun sin que los resultados tengan esa misma correspondencia.

Por el lado contrario vemos a Russel Wilson de Seattle quien llevo a su equipo a dos campeonatos de conferencia ganando un Superbowl cunado aun ganaba un salario prácticamente de rookie, por supuesto, hoy ya se le paga como grande y aun así, quien sabe si ya millonario vuelva a cubrirse con esos laureles.

Salvo algunas excepciones, subirle el sueldo a nivel de estrella a un jugador es una apuesta y es arriesgar a que la tendencia que hace valioso al jugador se mantenga. Este año vemos jugadores como Kirk Cousins peleando contratos de casi 40 millones de dólares para quedarse con Washington, por otro lado es noticia el caso de Derek Carr de Raiders quien se ha convertido en el QB con el contrato más caro de la historia al firmar 5 años por nada menos que 125 millones de verdes, si lo que busca Cousins es poco probable que se dé, pero en la calculadora si lo multiplicamos por 5 años estaríamos hablando de ¡¡casi 200 millones!! ¿¿EN VERDAD LO VALE?? Sobre todo si lo comparamos con la estupenda actuación que ha tenido Carr quien por una lamentable lesión perdió la oportunidad de avanzar en el playoff y este año está considerado candidato serio para llegar al SB.

Por supuesto, en medio de todo esto está el tema del tope salarial, los equipos no pueden desbocarse con todo el dinero en un brazo, deben tener estrellas toda posicion, los Redskins son un ejemplo, su rooster no es de lo más brillante y en cambio Raiders ha sido excelente reclutando novatos “baratos” que dan resultados y permiten pagarle más a Carr quedando con un team bien balanceado, no veo en que beneficie al equipo pagarle tanto a Cousins si no tienen lo demás que se necesita para llegar lejos, y así con varios equipos, entiendo que la afición necesita estrellas pero el máximo objetivo es el campeonato y hay quienes no parecen que tengan oportunidad alguna, ni aun pagando las perlas de la virgen a un solo jugador, si no pregúntenle a Houston como les fue con Brock Osweiler.

 Bill Belichick, John Elway y Pete Carroll deberían dar seminarios de cómo manejar nóminas en la NFL.

Y de ahí... A lo que sigue.

beto@eluno.mx    

@herbertodlarosa