El blitz del lunes

Aarón Hernández, la reflexión…

Me hizo shock el suicidio del ex estrella Patriota, ala cerrada y all american quien aún es visto como uno de los mejores en la historia de su posición en el colegial y que iba en camino para esos mismos laureles en la NFL.  Hernández fue una cuarta ronda de del Draft 2010 y apenas en su segundo año fue un pro bowler y titular indiscutible. Para 2012, los Patriotas lo firmaron por  cinco años dándole el mayor bono jamás pagado a un Tight End lo que posteriormente fue superado muy meritoriamente por su sucesor Rob Gronkowski, con todos esos logros y gloria en su vida, “algo” pasó en la vida de Aarón que lo descarriló y lo hizo mal agradecer su propio esfuerzo y sacrificio, nadie llega a la NFL sin mal matarse a cambio, el fallo, su vida privada falló, yo quisiera decir que su equipo y la NFL fallaron, pero sería injusto, si bien no somos dueños al 100% de nuestro destino sí podemos mover el timón e intentar darle dirección, un suicidio es una decisión personal, no soy quien para juzgarlo y no creo que nadie alrededor de él sea culpable.

En junio del 2013 la vida de Hernández cayó del cielo al infierno, y él mismo lo provocó, ya con antecedentes de violencia fue detenido, juzgado y condenado a cadena perpetua en abril del 2015 por asesinar a tiros a un conocido de su novia, la semana pasada, la ex estrella fue encontrado colgando en su celda. Este tema no cambia a la actual NFL y no es el morbo lo que me promueve a tratarlo, me doy la libertad de reflexionar como una lugar tan peleado y privilegiado para un ser humano puede ser desperdiciado y acabar con una tragedia que parece de otro ambiente y que recuerda de inmediato a casos como el de OJ Simpson u Oscar Pistorius con cargos similares después de haber sido héroes de jóvenes sin respetar un lugar de honor que a pulso se ganaron en esta difícil sociedad, ¿qué promueve estos casos? ¿Cómo prevenir?

Viene el Draft, centenas de jóvenes que probaron la miel de la victoria en colegial aspiran a ser seleccionados, imitar a Hernández como titular en sus primeras temporadas, los que lo logren ¿sabrán controlar el éxito y sus consecuencias? los equipos como empresas “socialmente responsables” ¿aprenderán a evitar que estos chicos se vuelvan monstruos con la fama? Hernández deja un tema que rebasa lo deportivo, es el análisis del ego, sus debilidades y tentaciones, un tema que hay que tratar en lo personal y no ver esta noticia como algo lejano y de famosos, sino como algo humano. QEPD

Y de ahí... A lo que sigue.

beto@eluno.mx
@herbertodlarosa