El blitz del lunes

Hasta en las mejores familias...

Los resultados ahí están, cada juego tiene su noticia y ya están aquí al ladito publicadas, aquí les comentaré sobre algo que no es ni de primera plana.Uno espera que en una liga tan prestigiada los jugadores e involucrados se comporten como relojito de precisión con días de entrenamiento, teoría y análisis del siguiente rival, así como con los obligados de descanso y familia. Todo con horarios planificados, mucha responsabilidad y puntualidad, total, ganan millones de dólares como para pensar que alguien pueda salirse de la rutina. Los casos de despido a media temporada son raros en la NFL y normalmente son por falta de compatibilidad o de resultados en el campo, he aquí un caso diferente... y vergonzoso:

La semana pasada los Texanos de Houston cortaron al mariscal Ryan Mallett, quien peleaba la titularidad con Brian Hoyer; de hecho, Ryan fue el iniciador hasta la semana 5, en la cual se lesionó quedándose en la banca. Y es que el tipo no llegó a tiempo al vuelo. ¿Malo? Peor fue su excusa; dijo que se quedó varado en el tráfico y varios medios salieron al quite desmintiendo que haya habido problemas de circulación ese día en la ruta y horario que el jugador usó como pretexto, además, ni siquiera avisó a tiempo,tuvo que llegar al juego en un vuelo comercial. Me lo imagino firmando autógrafos en el avión diciendo: “no se preocupen, no soy el titular”

Para la fatídica temporada que lleva Houston no lo van a extrañar, al momento llevaba más intercepciones (4) que pases de anotación (3), por lo que no se pierde tanto con su ausencia. Esos desplantes podrían hacer pensar que lo hace a propósito y tal vez enojado por no haber recuperado la titularidad cuando se curó de la lesión. Pero no es eso, ya que en el verano dio indicios de que su astenia es crónica, cuando faltó a un entrenamiento argumentando algo tan ridículo como que “la alarma del celular no sonó” ¡Caramba, ni mi hijo de 10 años sale con eso! Y dicen las malas lenguas que en 2011 dejó plantados a scouts de Carolina después de una “noche loca”, en fin, es increíble que pase esto en la NFL.

Ahora Houston re contrató al QB T.J. Yates para respaldar a Brian Hoyer. Yates ya jugó en Houston entre 2011 y 2013, e incluso llegó a ganar un juego de playoff para los Texanos.  Como dicen: “A río revuelto, ganancia de pescadores”, porque con lo mal que le está yendo en resultados a Hoyer, tal vez y Yates sale como el “ganón” en esa codiciada posición.

Hoy Mallett queda de repente como un agente libre, demasiado libre diría yo, ¿Quién lo va a querer “amarrar” después de esto?

Y de ahí... A lo que sigue.

 

beto@eluno.com