El blitz del lunes

El jersey de Brady y el golpe a la prensa mexicana

El robo del Jersey de Tom Brady en su locker cuando gano el Superbowl LI no es solo anecdotario para el atleta, es un tema profundo que deteriora la imagen de nuestro país ante el mundo. Como parte de este oficio siento rabia, indignación y frustración por quien resulto culpable de este hurto, Martin Mauricio Ortega, ex ejecutivo renunciado del Diario La Prensa, quien de alguna forma aún dudosa tuvo acreditación para ingresar al Sancta Sanctorum de los campeones durante el festejo para robarse el ítem en cuestión.

Y la historia de este infame es más larga, el tipo lleva 3 SB seguidos haciendo lo mismo, aparte del de 2017, se había robado el jersey del mismo Brady del SB XLIX y el casco del defensivo Von Miller, campeón con Denver, toda una rata. ¿Cómo llegaron a él? Irónicamente fueron videos de los mismos colegas de la prensa, que, usados en la investigación, permitieron verle el rostro y cotejarlo contra más de 20 mil acreditaciones del evento hasta sacar su nombre, ahí se ve a Ortega entrar solo con una Back Pack y salir con algo oculto bajo el brazo. La policía de Houston dijo que era un asunto de honor encontrar el jersey valuado en más de 500 mil dólares y lo lograron. Esto me recuerda a Roberto Madrazo robándose metros del maratón de Berlín, pero bueno, es un político y ahí si así era de esperarse, ¿pero esto?

Alguien me dijo “Vamos, es solo un trapo, pasan cosas peores”  ¡Pfff! Los coleccionistas saben lo que vale, pero el tema de fondo es: ¿Imaginan en cualquier evento internacional a los involucrados diciendo: “Aguas, ahí vienen los reporteros mexicanos, cuiden sus cosas”, de por si tenemos mala fama por políticos corruptos y narcos, ahora el cuarto poder se encharca con esto, caramba, se trata de un ex directivo de un diario, no un chalan, esto deja en entredicho un oficio que se jacta de ser de confianza con ingresos a lugares privilegiados para documentar y escribir la historia misma. ¿Dónde queda la credibilidad? Ojalá nombres como el de Don Pedro Valtierra, Daniel Aguilar y otros laureados periodistas nacionales que han dejado en alto esta profesión en el mundo no se vean empañados por este miserable y que no se genere un aura negativa para nuestro gremio en general.

Acreditarse para la NFL es dificilísimo y para un SB mucho más, yo llevo años soñado con lograr un acceso a cancha y poder hacer un trabajo digno y sacar la mejor narrativa e imágenes de la experiencia y este ratón uso ese privilegio ¡para hacerse de souvenirs robados! y nos lleva entre las patas a todos los que queremos hacer trabajo de calidad y honrado, no es justo, necesito un Valium o algo. Ahí disculparan.

Y de ahí... A lo que sigue.

beto@eluno.mx
@herbertodlarosa