El blitz del lunes

¡Se calienta la parrilla! bueno, no toda...

En México no lo vimos, pero ayer empezó la acción con el primer juego de pretemporada de la NFL este 2015, Minnesota derrotó a Pittsburgh en un juego en el que el pulso de los pocos veteranos que vieron acción no rebasaría las 110 pulsaciones por minuto y, en cambio, debe haber rebasado las 200 en los novatos esperando a debutar, y ojo, de ahí, de esos muchachos que ayer vistieron por primera vez el jersey profesional en público, nacerán las historias, las nuevas historias, los héroes y seguramente, alguna que otra frustración.

Este juego es dedicado al salón de la fama, a los ya consagrados, la “clase” del 2015 la conformaron: Junior Seau, Jerome Bettis, Charles Haley, Tim Brown, Will Shields, Mick Tingelhoff, Ron Wolf y Bill Polian; todos merecidos, aunque muchos no quedan conformes. Para mucha afición faltaron grandes como Marvin Harrison, Orlando Pace y por supuesto Kurt Warner. Quienes aún tiene años por definir su acceso a este nivel “oficial” de inmortalidad. Por mientras: “Lo bailado, ¿quién se los quita?”

Pero si por un lado ya se calentó el campo, hay equipos a una semana de la ronda de 4 juegos previos a la nueva campaña que no saben bien cómo van a empuñar la sartén, en el americano todas las posiciones son importantes, pero mentiría quien niegue que la de mariscal de campo no es la médula del individual y nadie quiere tener a su equipo deshojando margaritas a un mes de la temporada, y así hay varios...

Buffalo, por ejemplo: EJ Manuel, Matt Cassel y Tyrod Taylor se están deshaciendo en el campo de entrenamiento ahora bajo el mando de Rex Ryan, quien se cuece aparte después de ser despedido de los Jets, dejando ahí lo que la prensa gringa llama “un  purgatorio de mariscales”. El tema aquí es que a Ryan parece gustarle tener a los muchachos con la adrenalina a punto de veneno, y juega temporadas enteras haciendo cambios, ¡sin resultados positivos!

Así que la apuesta ahora con Bills es de pocas probabilidades y ya lo está demostrando a una semana de la “pre”, sin dar color de alguien que pueda dormir tranquilo. Con una oportunidad con tiempo definido y sin qué jugarse la chamba  cada minuto al “estilo” del coach Ryan, quien en la semana declaró: “probablemente iniciaremos con Cassel la pretemporada y “de ahí veremos”. Caramba ¡qué nervios!

Por mientras otros equipos, o mejor dicho, la gran mayoría, tienen bien definido su titular y en el peor de los casos hay competencia entre dos buenos. Como ejemplo está el duelo entre Sam Bradford y Mark Sánchez debiendo mencionar en esa banca al casi olvidado Tim Tebow, paradójicamente estos 3, que alguna vez ya han demostrado tener “patas pa’gallo”  están en Filadelfia, equipo donde Ryan solía reinar. No creo que lo extrañen mucho, cero campeonatos no son muchos.

Y de ahí... A lo que sigue

 

Twitter: @herbertodlarosa

Mail: beto@eluno.mx