El blitz del lunes

Trampas en la NFL: Un vistazo (Parte 2)

En cuanto a popularidad sobre trampas, los Pats ganan, pero en el acumulado hay una clasificación “oficial” en la página yourteamcheats.com, que documenta las malas costumbres en la NFL y podrá sorprender a muchos que el equipo que encabeza la lista son los Broncos de Denver.Lo más reiterado han sido jugadores que consumen sustancias ilegales o PED’s (performance-enhancing drugs) con más  de 15 casos que incluyen sospechas sobre los campeones Peyton Manning y Von Miller.

En 2004, la Liga anunció por segunda vez en tres años una multa de casi 1 millón de dólares y les quitó derecho a las terceras rondas del Draft por violaciones al tope salarial entre 1996 y 1998. Al contrario de un jugador consumiendo, aquí todo el equipo sabe y la directiva es la culpable con alevosía y ventaja, y si para alguien se le hace que ésta es una falta meramente administrativa que no se refleja en la cancha, por favor que vea las fechas y recuerde que Denver ganó dos Super Bowls en dicho periodo. Así que dos millones de dólares de multa y un par de selecciones a cambio de tener jugadores de mayor nivel para ganar dos anillos parece un riesgo mínimo, si no pregúntenle a los fans de Broncos si devolverían los títulos. La honorabilidad queda más en entredicho cuando la Liga no impone sanciones contundentes como sería retirar los títulos, eso sería sólido y creo que nadie lo volvería a hacer, al menos no así. En 2010, el director de video operaciones Steve Scarnecchia había grabado la práctica de San Francisco antes de un partido en Londres. La multa fue de tan solo con 50 mil dólares y el  ex entrenador en jefe, Josh McDaniels, fue multado con 50 mil dólares. En 1998, tres linieros pagaron 5 mil dólares por el uso de una sustancia en los brazos, que los hacía resbalosos ante los rivales, todo bajo el conocimiento del coach Mike Shanahan. En 1981 perdieron derecho a la tercera ronda del Draft por violar las reglas de contratación de Bill Thompson. Una no comprobada es la versión del ex QB Hugh Millen, quien asegura que el mismo Shanahan instaló bocinas en los cascos de jugadores, justo en esas temporadas de ganar campeonatos. Esta fechoría no se comprobó al nivel de recibir castigo por parte de la Liga. Y criticamos a los Pats, pero chequen esta otra de Shanahan: en 2002 admitió que contrató especialistas en lectura de labios para espiar con binoculares desde las gradas, lo cual no es ilegal, ¿pero es ético o fair play

Y de ahí... A lo que sigue.

beto@eluno.mx 

@herbertodlarosa