El blitz del lunes

Super Bowl 50: Ajedrez en vivo

El juego final llega a su máxima expresión con juventud y fuerza contra talento estratégico, en donde muchos solo ven golpes, mientras los que medio le entendemos  a esto sabemos que hay un ajedrez completo en ebullición.

Los  mariscales de camposiempre serán tema, aunque no hacen “literalmente” todo en la influencia del marcador. En esta edición tan significativa el juego de campeonato presenta a Cam Newton como un fenómeno a seguir y una tendencia a confirmarse como el nuevo “super hombre” que hace de todo, desde la posición más codiciada de todos los deportes. Newton maneja un playbook que, al revés de lo tradicional, hace que todo el equipo se acomode a él, dejándolo como objetivo principal para la defensiva de Denver, ya que la línea ofensiva de Carolina ha permitido a Cam hacer y deshacer toda la temporada; creo que todo el meollo del juego reside en ese punto.

Esa defensiva es el único motivo para que Denver este ahí, los momios en las casas de apuesta marcan a las Panteras como amplios favoritos, ven chica a la ofensiva de Broncos. Basta recordar el rostro y expresión seria de Peyton Manning al finalizar el juego de campeonato mientras vimos a un Newton jovial, recorriendo su gradería pidiendo y recibiendo aplausos de su afición. Manning sabe que depende como nunca de otra gente, que ni su brazo ni su genialidad estratégica son la ley de probabilidades para definir el campeonato, aparte, sabe que no ha sido muy exitoso en Playoff y menos en el juego final.

De Newton el misterio no lo es tanto, aunque nos sorprende con atletismo, no es de todos conocido que hace horas extra en trabajo intelectual, al igual que Manning, el libro de jugadas lo conoce a manera que casi nunca se le ve “viendo el acordeón” en el huddle y  junto con su coach, Ron Rivera, es de los últimos  en retirarse entre semana del cuartel de las Panteras. El primer QB de la historia que llega a más de 30 pases de touchdown por tierra es favorito sobre la leyenda viviente y eso nadie lo pone en juicio.

Los expertos apuntan a un día de campo de Carolina, parece que la “hombrada” sería precisamente que Manning se luciera con una tarde de ensueño, haciendo los puntos que nadie ve hoy posibles y que su defensiva logre mantener por una vez  más el nivel de una de las mejores de la historia.

Y de ahí... A lo que sigue.

 

beto@eluno.com