El blitz del lunes

Romo: ¿Líder o salvador?

En la semana, el defensivo de Dallas, Jeremy Mincey, dijo: “Tony Romo no es Jesús, no podemos depender solo de él como salvador, los demás tenemos que trabajar”, y de ahí vino la séptima derrota consecutiva sin él. ¿Entonces? ¿Dependen de él o no?

El tema “Dallas sin Romo” lo analizan los expertos desde dos ángulos, quien dice que un solo jugador no puede ser la excusa para que una organización de 53 profesionales desaparezcan del mapa competitivo; otros, desde el momento de la lesión dieron por sentado el debacle de Dallas, bajo el entendido de que sin mariscal no se puede ganar y punto.  ¿Qué porcentaje de razón hay en cada planteamiento?

La combinación Dallas/Romo empezó bien con 2 ganados al hilo, hoy su ausencia “coincide” con 7 derrotas consecutivas, algunos juegos competitivos, pero viendo los 6 puntos y los números de Cassel contra Tampa este domingo, no quedan muchas dudas. Nótese el contraste en un juego como el que vimos entre Pats y Giants, dos monstruos al frente y el mejor juego de la temporada. Los fans hablan de mala suerte y los que ven algo coinciden que las lesiones intermitentes de Dez Bryant, Greg Hardy, Rolando McClain y Randy Gregory han sido el complemento de factores que debilitaron el equipo. Hay que sumar que la salida del corredor DeMarco Murray no encontró un sustituto del nivel  y el equipo cambió de estrategia regresándole más carga de trabajo al brazo de Romo. Y todo eso falló.

Esta lesión de QB ratifica la Ley de Pareto: la dependencia de una ofensiva completa en su mariscal, ya vemos la debacle de Denver con el bajón de Manning, no hay defensa que aguante sin puntos a favor y la de Vaqueros no ha hecho la parte heroica. Y hay más tela donde cortar: el estado anímico. El polémico dueño, Jerry Jones, tiene gran amistad y preferencia para Romo y quien sabe cómo trate a su gente sin él, especialmente a sus suplentes. Tanto Weeden como Cassel perdieron titularidades en otros equipos y sabiendo que Romo es de otro nivel, parece que los “empujan” al juego contra una titularidad imposible de lograr.  ¿Qué hacer? ¿La estrategia de los coaches no puede replantear al equipo completo?

Vienen juegos muy difíciles, el regreso de Romo puede ser ante Miami y de ahí ante las impresionantes Panteras; cuatro juegos serán fuera de casa, como sea, dependerían de resultados de los demás equipos. Mi pregunta es: ¿por qué Jones no contrató de inmediato un mariscal de mayor nivel, si sabíaque serían varias semanas de pesadilla?, ni lo hizo cuando vio que su banca no lo salvaría, ¿prefiere perder en lugar de meterle competencia real a Romo? Es un caso interesante, no será su salvador, pero de que es su líder, sin comentarios.

Y de ahí... A lo que sigue.

 

Mail: beto@eluno.mx