El blitz del lunes

Puntos extra: ¿dejarán de ser extra?

Algunos ya estarán al tanto, pero es importante no sorprenderse cuando se vea la aplicación a la nueva regla de la NFL, que en mi percepción es fundamental para la temporada de 2015 y le mete muchísima leña al fuego, por no decir que favorece una instancia que estaba realmente inerte y era 99% rutinaria en este competitivo deporte.

Y es que los puntos extra han cambiado de filosofía, después de décadas de ser una mala emulación de las patadas de rugby que generaban puntos y que sólo parece que fueron un  “tramite contra la mala suerte”. En su reunión anual de primavera en San Francisco, los dueños de la NFL votaron 30-2 a favor de retroceder la línea del scrimmage de punto extra de la yarda 2 a la 15, eso para el pateador es el  equivalente a un gol de campo de 32 o 33 yardas, o sea, un tanto más de riesgo, no tan “de trámite”.

Una de las intentonas con esto, es tratar de lograr que los equipos arriesguen más jugadas de campo de dos puntos, mas jugadas y más espectáculo, es bien sabido que un punto extra en la actualidad es cuando la gente aprovecha para ir al baño y sólo los que definen un partido celebran esa jugada.

En este caso la decisión sostuvo que una jugada de conversión(no la patada) por 2 puntos inicie como hasta la fecha en la yarda 2, pero ahora con la diferencia de que si el equipo defensivo intercepta o logra recuperar la posesión del balón y llegar a las diagonales contrarias puede lograr 2 puntos. Hasta el 2014 estas jugadas se consideraban balón muerto, en mi opinión es un acierto más de la liga para hacer, no sólo más justo, sino más competitivo el juego, una defensiva SIEMPRE debe tener el derecho a anotar, sobre todo cuando está en contra de la posesión del balón , aquí había una laguna de objetividad en la regla. ¡Lo celebro!

Es curioso, y me voy a avocar a investigar el porqué, de los dos votos en contra a éstas, para mí, evolutivas reglas, Pieles Rojas y Raiders se abstuvieron de votar, ¿Cómo, por qué o para qué?  en fin, no puedo imaginarlo, si tienen un gran pateador hoy, no cambiaría el futuro del juego, y si es tan bueno, pues ¡menos miedo!  es rarísima esa abstención y me queda como sabor de boca que se basa más en política y tratos entre “jefes” que a alguna lógica deportiva.

Eso sí, la regla da ventaja a los que juegan en estadios cerrados por aquello del viento, pero ¿al final no son 11 contra 11?... veremos.

Y de ahí... A lo que sigue.

 

Mail: beto@eluno.mx 

Twitter: @herbertodlarosa