El blitz del lunes

LA NFL: ¿para todos?

Escribo esto justo durante la final del Mundial, pero no hay problema, en fut, los comentaristas avisan cuando vale la pena voltear, ahí les dejo a Alemania.

Este título debe ser “El Futbol Americano: ¿para todos? Y es que me queda a la vista el “veremos” del por qué mucha gente no sabe absolutamente nada de este deporte, si analizamos cómo nos hicimos fans, muchos coincidiremos en que papá o un vecino ya lo eran, es afición por herencia, el soccer así es, heredado ya por más de un siglo, hoy tiene todo el peso de los medios a favor, en cambio el americano surge también temprano pero las fechas engañan porque fue exclusivo de una elite que podía viajar e incluso estudiar en EU.

Dicen que el primer partido fue en 1896 en Veracruz entre jóvenes adinerados y marinos de un barco gringo, en 1929 nace el torneo de Primera Fuerza y en 1944 este cambió a Liga Mayor. Se formalizo, sí, pero para pocos y sin difusión masiva.

Creo que el detonador fue la UNAM, ahí nacen las primeras camadas no vinculadas solo a los jugadores, en los 50 y 60 el cine favoreció a este deporte y nacieron clásicos populares como el Poli vs. UNAM, ambas, instituciones públicas accesibles para el pueblo. De ese auge se dice que en 1960 el americano era el deporte más seguido en el DF y el tercero nacional después del fut y el box.

A finales de los 60, el canal 13 empezó a transmitir a Dallas y años después  Televisa lo hizo con Acereros, no por nada las primeras camadas de fans solo tenían como opción a esos dos equipos. En los 80, leyendas como Joe Montana abren un abanico de posibilidades con rotación de más equipos en la cartelera de TV los fines de semana, aún así, se han perdido lugares en popularidad.

En el 2011, Consulta Mitofsky  revelo en una encuesta que el americano es el quinto en afición, después del fut (60%), box (44%), beisbol (29%) y basquetbol (27%), en ciudades es el cuarto sobre el beis y en el resto del país ronda el 14%.

Y es que son aun muchos factores que impiden, las transmisiones son en su mayoría por TV de paga, jugarlo es caro y imitado a instituciones educativas privadas, por su origen, está muy vinculado al idioma inglés incluso, hay quien dice que el esquema es demasiado complicado y el pueblo no se interesa por aprender tantas variantes, teorema muy serio y que dolería mucho de ser cierto, superaría el tema deportivo y cuestionaría el nivel de educación y cultura de nuestro país.

Pero fuera de eso, muy particularmente somos los mismos fans quienes pecamos al mantener círculos herméticos y no hacer nada para “educar” a nuevos aficionados.

Al fin, la respuesta es NO, no es para todos, y con esta economía y sistema educativo, ni lo será.

Y de ahí... A lo que sigue.

 

beto@eluno.com