El blitz del lunes

NFL, ¿doble moral?

Septiembre del 2014, Husain Abdullah, safety de Kansas City, intercepta a Tom Brady de los Patsen las diagonales, su reacción: arrodillarse y pegar la frente al campo al estilo musulmán. ¿Consecuencia? 15 yardas en contra de los Jefes por considerarse una celebración “excesiva”. En contraste, ¿quién no recuerda a Tim Tebow rezando y persignándose en cualquier parte del campo al más puro estilo cristiano? ¿sanciones? NINGUNA.

Reglas de ambiguas en la considerada mejor liga del mundo, que pretende la mayor justicia y equidad deportiva así como una imagen cuidada por estrictas normas que los hacen ser dueños de los mismos dueños. Y los ingresos la justifican, se presume que la liga sola mueve cerca de 9 mil millones de dólares anuales.

Hay multashistóricas por golpes consideradospremeditados, festejos, las broncas y malas palabras, casi todas, situaciones consecuencia del juego dentro del mismo campo, algunas exageradas con tal lograr un espectáculo “ejemplar”, ¿pero qué tal con la otra moral”? la que juzga cosas que no son propias del roce del juego, esa que se politiza y parece más dedicada a velar por los intereses de la liga ante todo y justificado por cualquier medio y hay decenas de casos.

En febrero del 2014, Ray Rice noqueó a su esposa, y nunca hay que olvidar que al inicio solo se le dieron dos juegos de sanción y 58 mil dólares. Fue hasta que se vio en video, mismo que la NFL dijo que había visto y que “se volvió serio el golpe” y lo suspendieron, por cierto, la semana pasada Rice cumplió con el  programa que le impuso la ley para evitar cárcel, pero desde diciembre que es agente libre nadie lo ha pelado. En este caso la NFL incurrió en una mentira demostrada cuando un oficial del FBI declaro que si enviaron el video a la liga previo a la mini suspensión inicial, ahí como en muchos casos la liga aplico un criterio de “ojos que no ven, liga que no castiga”.

No vayamos tan lejos, hace días apenas Prince Shembo fue despedido de Atlanta y suspendido por la liga por matar a golpes a un perro, parece que actuaron rápido, pero resulta que desde que lo seleccionaron sabían que tenía el antecedente de haber manoseado a una chica en 2010, misma que se suicidó a los pocos días del hecho y por lo mismo no hubo “denunciante ni testigo” dejando a Shembo libre para jugar en la liga, por supuesto ahí no hubo video ni mayor escándalo mediático, veremos el destino de Prince y en su momento lo compararemos con el de Michael Vick quien sigue activo jugando después de haber participado en peleas mortales de perros. 

Y bueno... 451 palabras, y pues el tema es tan completo y con tantos casos que dejó esto, a continuación, por supuesto llegaremos al tema Brady y CIA.

Y de ahí... a lo que sigue.  

 

beto@eluno.mx    

Twitter: @herbertodlarosa