El blitz del lunes

Mexicano a la NFL, ¡y a todo dar!

Los jugadores juveniles de Carneros tenían un factor común en sus rostros: admiración y emoción, veían muy cerquita a un ex compañero, el que más lejos ha llegado en la historia de la franquicia, y aunque no hubiera jugado ahí, el sentimiento no cambiaría, ¿cada cuánto se convive con un estrella a punto de debutar en la NFL?  Y ahí estaba: Shayne Skov, nacionalidad ¡mexicano!

El ser nacido en San Francisco, California, no le impide al Line Backer graduado de Stanford enorgullecerse y decir que es tan mexicano como cualquiera, aunque parezca increíble, fue aquí donde conoció y aprendió a jugar americano en las divisiones Midget y Jr. Bantam logrando 2 campeonatos.

En este viaje a México, el miércoles pasado nos recibió e inmediatamente sonrío a un par de bromas que hago para romper el hielo, aclara de inmediato “Venir a México no son vacaciones, yo vengo a MI CASA, lo hago como cualquier estudiante de fuera”,  casa que establecieron en 1999 al llegar a Guadalajara por motivo de salud de su mama, él ya es ciudadano mexicano igual que su padre, su hermano y su hermana menor quien nació aquí, con su impecable español me dice “no me cuestionen eso, está por escrito y yo aquí estoy, ¿Qué más quieren?”, confiesa que fue su hermano menor quien le influyó a conocer el Americano, “Patrick fue primero, yo estaba muy flaquito y no me llamaba mucho el golpeo, el me convenció y me protegieron en posiciones de acuerdo a mi  peso y de ahí nació la pasión”  fue safety y receptor abierto, Peter, su padre, los regreso posteriormente a los EEUU para estudiar la prepa y, con el embarnecimiento físico, logro el puesto de linebacker y por su desempeño gano becas desde entonces y hasta terminar en Stanford este año, hoy es un flamante ingeniero y uno de los jugadores más buscados por los equipos en el draft de este año.

Le acompañamos ese día, visito el campo de carneros con el Gobernador Sandoval quien también jugo ahí, se le trato como el Mexicano y tapatío honorable que es, después hablar emocionado y recibir un reconocimiento del Gobierno del Estado, en medio de un terregal se acerca a un puesto donde se comió una ahogada (picante intermedio) y agua de Jamaica, la señora que la preparó se puso nerviosa y le pedía esperar porque no tenía platos cerámicos.

Shayne definirá esta misma semana su destino cuando el draft suelte a los perros de caza de jugadores, se estima que pueda cotizarse sobre los 15 millones de dólares y las especulaciones de equipo son tantas que mejor ni les hago caso, él dice que no le importa que su asunto es: jugar y triunfar. (Continuará)

Y de ahí... A lo que sigue.

beto@eluno.com