El blitz del lunes

Honor a Manning: Aunque no lo merezca

Labor de equipo, así se sintetiza.

Y es que la defensiva de Denver lo fue todo, la sonrisa de Cam Newton desapareció desde su segunda serie ofensiva, la defensiva de Broncos detuvo, forzó los puntos a favor y honró el viejo lema de que ellos hacen la diferencia. Un juego donde los mariscales no trascendieron como en tantos años, juego en el que los pseudo aficionados que no entienden de esto se retiraron temprano diciendo que era más aburrido que el futbol , y los que lo disfrutamos sabemos que fue como en el buen beisbol, cuando hay un duelo de picheo. La NFL no decepciona.

Hubo un momento donde Carolina impuso y arrasó con lo que parecía ser el principio del fin y Denver sostuvo el diálogo de todo el año; hay que reconocer que la ofensiva de Carolina no había enfrentado tanto poder enfrente y se notó desde el principio. Al final Peyton Manning fue un acompañante, sus números casi nulos, un puntos extra de conversión lo reivindicó con las diagonales, el juego de Denver se ganó en la estrategia, en el playbook. Carolina ajustó al grado que su mejor momento de la serie fue cuando Cam salía de la bolsa de protección y corrió o hizo optativas, lo cual de repente pareció olvidarse de nuevo.

Manning era la noticia, era la expectativa aún contra toda la sobrepasada escenificación de Newton, pero al resultado, algo tan supremo como un Super Bowl, dejó al novato aprendiendo que un equipo supera al individuo. Manning empató a su hermano con dos anillos, muy merecido por sus números de historia. Pero no este juego, es la carrera coronada, el grandfinale que yo esperaba y que define la vida de alguien disciplinado y cumplidor. Pero su rostro no mentía y cuando lo entrevistaron tampoco pecó de soberbio, fue humilde al reconocer que toda la temporada fue de equipo, viendo el resultado, incluyendo el mejor jugador, todo se resume al increíble trabajo de todo el año de la defensiva de Denver, no hay buen mariscal sin buena defensiva y Manning es el mejor ejemplo. Newton lo sufrió y ahí se fue el Super Bowl, a Manning de regalo su segundo anillo y Denver logró lo que John Elway prometió en este proyecto. De espectáculo, faltó Metallica, que es el de la intensidad y era el grupo local para este deporte. Denver campeón, Manning no debe regresar, Newton con el reto de mantener ese liderazgo y terminar lo que falló este super domingo. Gran Temporada, gran deporte, gran ejemplo. Que así siga.

Y de ahí... A lo que sigue.


beto@eluno.com