El blitz del lunes

Futbol americano ¿olímpico?

Parecería un sueño, pero hay noticias alentadoras que hacen pensar que el futbol americano podría ser parte del programa olímpico en un futuro cercano. Este deporte se practica en 64 países de los 5 continentes, unidos todos a la Federación Internacional de Fútbol Americano (IFAF), conteniendo variantes de juego desde el tradicional equipado tipo NFL, hasta las versiones Tochito, e incluso de playa, que juegan casi 300 mil aficionados.

El futbol americano se jugó en los Juegos Olímpicos en 1932 como deporte de exhibición y no paso de ahí. El martes pasado, la IFAF informo que recibió reconocimiento provisional por parte del Comité Olímpico Internacional, situación providencial e inesperada, ya que esa misma anuencia fue rechazada apenas en mayo de este mismo año, con esto y después de muchos requisitos y análisis, en 2017 se definirá si este deporte es reconocido de manera definitiva y se podrá jugar ya oficialmente en los olímpicos de 2024.

Pero no hay que dar nada por hecho, faltan consideraciones importantes, deportes como el softbol (dominado por EU) o el tenis de mesa (dominado por países del lejano oriente) han salido del programa olímpico por no tener un nivel de competencia mundial, aquí también pesará la supremacía de Estados Unidos por su infraestructura y práctica de la versión equipada, esto hará difícil que esa versión sea la autorizada para los olímpicos. Por otro lado, podemos recordar cómo se consideraba a los Estados Unidos como reyes únicos del basquetbol y vaya sorpresa cuando el Dream Team fue derrocado por Argentina en los Olímpicos de 2004, validando la idea de que el juego puede ser practicado a nivel internacional al más alto nivel, en apoyo a esto es alentador saber que una forma rugby mixto con solo 7 jugadores hará su debut en los Olímpicos de 2016, esta es otra de las señales que da el Comité olímpico de que las cosas se pueden hacer pero adaptado a sus criterios.

Aún con toda voluntad faltarían definir obstáculos para la versión equipada, entre ellos destaca la necesidad del descanso de los jugadores que no pueden jugar cada cuarto día como en el soccer, complicando la ya de por si delicada agenda olímpica y también es de contarse el número de jugadores, equipamiento y plantilla de entrenadores y asistentes que se requieren junto al costo de desplazamiento, etcétera.

Falta mucho trabajo, pero por ahí vamos, imagino que lo que surja deberá ser mixto y de corte colegial, porque no quiero ver ni de broma a jugadores de la NFL destruyendo a medio mundo en los futuros emparrillados de los 5 añillos, veremos.

Y de ahí… A lo que sigue.