El blitz del lunes

Firmadero de millones a novatos y otros, aún no.

Sabemos que pasó el Draft con toda su algarabía y pensamos, “¡wow, estos chicos ya tienen equipos”, cuando la verdad es otra. Los tratos que vemos el día del gran evento se empezaron a cuajar días antes, porque en el momento de las famosas llamadas supuestamente en vivo, donde todo se abrazan y se regocijan con la “sorpresa”, la mayoría de los jugadores, dueños y coaches ya saben quién esté con quién, pero no ha firmado nada. En estas semanas posteriores es que se han hecho los contratos, afinado las cláusulas y eso es lo bueno, lo malo es cuando surgen “inconvenientes” entre los equipos, representantes y el mismo jugador, detalles “íntimos” de la negociación que quedan ocultos por tantas razones de confidencialidad; de repente hasta resulta que un jugador termina en otro equipo o de a tiro sin equipo. Una forma de ver que si las cosas han fluido a la perfección o no, es echar un vistazo a algunas de las negociaciones de las primeras selecciones de este año. Veamos cómo iban hasta este domingo pasado.

1. Jared Goff, QB de Rams: no firmado. 2. Carson Wentz, QB de Águilas, firmó por 26,6 millones de dólares. 3. Joey Bosa, DE en San Diego: no firmado.  4. Ezequiel Elliott, RB de Cowboys: 4 años por 24,9 mdd. 5. Jalen Ramsey, CB de Jacksonville: 23,3 mdd por 4 años. 6. Ronnie Stanley, OT de Baltimore: 4 años en términos no revelados.  Y así la lista sigue con algunos con jugosos contratos, valiendo la pena comentar que muchos brillan por ser numerotes impresionantes, pero las cláusulas a veces tienen una gran cantidad de condicionantes; si el jugador mantiene el ritmo para quedar entre la selección de los 53 finales en la primera pretemporada, si no es enviado a los campos de equipos de entrenamientos, si logra o no oficializarse como primero o segundo de su posición y también si debuta. De igual forma, estos millones se mueven a favor o en contra según sus estadísticas de juego. La NFL no da paso sin huarache y todos cobran según resultados, incluso las previsiones por lesiones, indisciplinas, mal manejo de imagen, dentro y fuera de la cancha, afectan muchísimo al pago final, eso sí, nadie se debe quejar, mientras no sea por la mala suerte de una lesión o por una cabeza maltrecha como la de Johnny Manziel, estos muchachos de primeras selecciones que ya brillaron y demostraron responsabilidad, disciplina y sobre todo, que ya fueron estrellas en el colegial, se irán adaptando y más de la mitad se mantendrán por unos años en la Liga.

Y de ahí... A lo que sigue.

beto@eluno.mx 

@herbertodlarosa