El blitz del lunes

Del Draft 2016: Lo que no salió en primera plana

El Draft de la NFL quizá sea el evento más esperado y visto de la Liga que no tiene nada que ver con un juego en directo. Los resultados se fueron publicando diariamente, hubo cambios y transacciones tras bambalinas. Hicieron hasta complicado entender cómo algunos novatos terminaron en tal o cual equipo, alguien me preguntaba por ahí por qué no había escrito nada antes al respecto y es que eso es meterse en un mundo de especulaciones y uno termina prácticamente “apostando” a lo que va a suceder o repitiendo rumores ajenos. Hay cosas que parecen tan lógicas como haber dado por hecho que los 49´s elegirían un mariscal en su primera ronda y nada, vimos la frialdad con la que esperaron el polémico coach Chip Kelly y el gerente Trent Baalk hasta la sexta ronda para reclutar a Jeff Driskel, de LouisianaTech. Y súmenle a eso que se dice que el QB titular será nuevamente Colin Kaepernick, quien andaba buscando chamba hace apenas un par de semanas. Por eso me aguanté y hoy comento lo ya sucedido, uno queda hasta mal por andar de “adivinador”.  Dicho eso, voy a comentar puntos de interés paralelos a lo ya publicado.

Histórica la decisión de los Vikingos de Minnesota de firmar al receptor alemán Moritz Boehringer, ya que lo convierten en el primer jugador seleccionado en el Draft proveniente directamente de una liga europea de americano, vale la pena recordar que fue el mexicano, Alex Esquivel, el primero proveniente de otro país cuando los Colts lo eligieron en el Draft de 1955 proveniente del México City College (hoy UDLA). Un dato que hace más interesante el caso Boehringeres el saber que ¡solo lleva cinco años jugando americano!

Kansas City tuvo interesantes movimientos, destacando la firma del defensivo Chris Jones, aunque a mí me llama la atención que también se hicieron del mariscal Kevin Hogan, de Stanford, en la quinta ronda. En la banca seguramente desaparecerá alguno de los suplentes Tyler Bray o Aaron Murray, y no creo que esta novedad atente contra la titularidad de Alex Smith, quien, desde mi punto de vista, no tiene suficiente como para llegar al último juego. ¿Será este muchacho algo mágico o por qué “quemar” una selección por un tercer QB que parece innecesario?

Al contrario, se ve mucho más lógica la cuarta ronda de Dallas, el QB Dak Prescott, de Mississippi State Dallas, quien entra a un paso de la silla grande de un equipo grande. Cowboys no tiene buena banca y Romo es un albur de resistencia física. Prescott podría ser el afortunado del año con un “golpe” (literal) de suerte.

Y bueno, hay más por comentar y poco espacio dónde hacerlo, le sigo con este tema en la próxima entrega.

Y de ahí... A lo que sigue.

beto@eluno.mx 

@herbertodlarosa